Madrid finaliza la primera fase de rehabilitación en el Barrio del Aeropuerto, con ascensores en 32 inmuebles

La inversión del Ayuntamiento, de más de doce millones de euros, ha beneficiado a 2.000 vecinos y 550 viviendas

Visita del alcalde de Madrid al Barrio del Aeropuerto
Visita del alcalde de Madrid al Barrio del Aeropuerto FOTO: Ayuntamiento de Madrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha visitado este lunes el barrio del Aeropuerto, en el distrito de Barajas, tras la finalización de la primera fase de las obras de rehabilitación y regeneración de edificios que se inició en 2016 con la renovación de fachadas y mejora e instalación de ascensores en 32 inmuebles de la zona, lo que ha beneficiado a 550 viviendas y 2.000 vecinos.

Seis años después y tras una inversión de 12,4 millones de euros, el barrio del Aeropuerto ya cuenta con más del 60% de sus edificios completamente rehabilitados gracias a diferentes planes municipales como el Mad-re 2017, el Mad-re 2018, o el plan Transforma tu Barrio, dedicados a la recuperación de los barrios y gestionados por el Ayuntamiento de Madrid.

Además, ya se ha aprobado una segunda fase de rehabilitación vinculada al Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 que, gestionado por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), destinará más de dos millones de euros a nuevas rehabilitaciones de viviendas en el barrio.

Acompañado por el concejal delegado de Vivienda, Álvaro González, y la concejala del distrito, Sofía Miranda, Almeida ha podido conocer también las obras de urbanización de la calle Pradoluengo, una de las principales arterias del barrio del Aeropuerto.

Entre las intervenciones que se van a realizar en esta calle, destaca una nueva pavimentación, así como una nueva red de recogida de aguas pluviales y la renovación del alumbrado. Asimismo, se modificarán las acometidas de diferentes servicios urbanos con la finalidad de que los edificios puedan instalar ascensores en la vía pública.

La segunda fase de rehabilitación del barrio también contempla el soterramiento de los centros de transformación existentes, así como la ejecución de dos nuevos proyectos de reurbanización que incluye una zona verde en el espacio conocido como ‘El Barrizal’ que actualmente se utiliza de aparcamiento, y la rehabilitación urbana de las calles Garganchón, Medina de Pomar, Fuentenebro y Trespaderne.