El barrio de Lavapiés de la bienvenida a la primavera con las Mayas

Una tradición desde hace un siglo que todavía sigue celebrándose

La Fiesta de las Mayas  de Lavapies se celebra el primer domingo de Mayo en el entorno de la madrileña plaza de Lavapies y la iglesia de San Lorenzo. Los vecinos acuden con antiguos trajes castellanos y goyescos de Madrid para bailar los bailes tradicionales, como jotas.
La Fiesta de las Mayas de Lavapies se celebra el primer domingo de Mayo en el entorno de la madrileña plaza de Lavapies y la iglesia de San Lorenzo. Los vecinos acuden con antiguos trajes castellanos y goyescos de Madrid para bailar los bailes tradicionales, como jotas. FOTO: David Jar La Razon

Este domingo Lavapiés se ha vestido de fiesta. Después de dos años de parón por la Covid-19, los vecinos han celebrado con ímpetu la llegada de la primavera. Esta señalada fecha se conmemora uno de los primeros domingos del mes de mayo.

Los eventos han tenido lugar en las calles aledañas de la plaza de Lavapiés, como Salitre. También en la iglesia de San Lorenzo. Mientras se escuchaban cantos y bailaban jotas, a las 10:30 horas, empezó el reparto de claveles, de vino y rosquillas fritas. A las 14 horas fue el momento de la Ofrenda Floral, ocasión en la que las mayas son presentadas en sus altares en diferentes puntos de su localidad.

Las mayas aluden a las jóvenes que se encuentran en entre la fase de la niñez y la adolescencia. Se visten con coloridos trajes, mantones de manila bordados, y van adornadas con una corona floral y exuberantes joyas. Suelen utilizarse estampados relacionados con la vegetación, como flores, hojas, ramas...También se exhiben numerosas variedades florales como amapolas, margaritas, la flor del piorno, tomillo o laurel, entre otras.

Esta festividad se remonta a los inicios del siglo XX, pero con la llegada de la Guerra Civil y la dictadura, no fue hasta finales de los 70, cuando el Ayuntamiento de Colmenar Viejo la oficializó en el calendario. Años más tarde, en 2005, era una celebración tan arraigada en Madrid, que se convirtió en Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad. De hecho, en 2016, la fotografía de una Maya, tomada por el español Daniel Ochoa, ganó el segundo premio «Gente» del World Press Photo. En su totalidad, resulta una oda a la feminidad, la fertilidad y la primavera.

Además de celebrarse en el madrileño barrio de Lavapiés, también Colmenar Viejo y El Molar ensalzan esta tradición. Y, como curiosidad, fuera de Madrid hay algunas localidades aragonesas que comparten esta fábula de Las Mayas, como Albarracín, Noguera, Guadalaviar y otras. En este caso, se celebraron el pasado 30 de abril.