Madrid confirma siete casos y 22 sospechas de viruela del mono

“Da miedo. Mucho miedo”, asegura el catedrático y Jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre. Los infectados evolucionan positivamente y se encuentran aislados en sus domicilios

La Comunidad de Madrid ha detectado siete casos preliminares de positivos por el virus de la viruela símica o viruela del mono (‘monkeypox’) y otros 22 sospechosos.

Los 29 casos se encuentran en estudio en coordinación con el Centro Nacional de Microbiología (CNM), que cuenta con la técnica necesaria para confirmar o descartar el diagnóstico, aunque siete de ellos se han confirmado de manera preliminar.

Las personas en estudio evolucionan positivamente y se encuentran aisladas en sus domicilios, aunque se debe mantener una vigilancia estrecha ya que pueden llegar a requerir ingreso hospitalario.

Esta misma mañana, el Ministerio de Sanidad lanzaba una alerta a las Comunidades autónomas para que estuvieran pendientes de posibles casos tras los primeros detectados en la capital.

Por su parte, Pablo L. Ortiz, catedrático de dermatología y jefe del servicio del 12 de octubre de Madrid, ha publicado un mensaje en Twitter en el que alertaba de que sólo en el día de hoy se habían detectado tres casos en su hospital.

En general, la transmisión del ‘monkeypox’ es respiratoria, pero por las características de los casos sospechosos en la región la transmisión apunta a ser por contacto con mucosas durante las relaciones sexuales.

En concreto, todos los casos en estudio son hombres que mantienen relaciones homosexuales.

La alerta saltó en España cuando Reino Unido notificó el 15 de mayo un cuatro casos confirmados con viruela del mono sin antecedentes de viajes a zonas de riesgo de África.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha señalado este miércoles que “no es probable que la viruela del mono vaya a generar una trasmisión importante, pero no se puede descartar”. Por ello, ha alertado de que hay que tener mucho cuidado y, en ese sentido, ha recalcado que están trabajando con todas las hipótesis posibles.

Por su parte, Margarita del Val, investigadora del CSIC, ha explicado que la viruela del mono es “una enfermedad razonablemente benigna, pero muy molesta al causar unas lesiones muy grandes y llamativas en la piel”.

Además, Portugal también confirmó ayer tres casos en Lisboa, dos pendientes de confirmación y 15 casos más en investigación.

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica viral poco frecuente. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentaron durante la última década.

Fuera del continente africano se documentaron casos de infecciones humanas por la viruela del mono en Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Singapur. En todos estos casos se asoció a un caso importado o a contacto con animales importados.

El cuadro clínico inicial suele incluir fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio. Unos días después de la aparición de la fiebre se desarrolla un exantema que, a menudo, comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Suele producir una enfermedad autolimitada y la mayoría de las personas se recuperan en varias semanas. Sin embargo, en algunos casos puede producirse una enfermedad grave.

En estos momentos, no hay vacuna o tratamiento específico disponible. La terapia existente es solo sintomática y de apoyo.