España

El Ayuntamiento de Madrid pidió internamente que se canalizaran todas las ofertas a través del mismo ‘mail’ que entregaron a Medina

El consistorio remite al juez los dos correos que recibió del comisionista y el resto de comunicaciones para justificar que no hubo trato de favor en el “caso mascarilla”

Luis Medina Abascal en Madrid.
Luis Medina Abascal en Madrid. FOTO: GAA GTRES

El Ayuntamiento de Madrid remitió un correo a todos los coordinadores de área en marzo de 2020 pidiendo que centralizaran la información que llegara relativa a donaciones y ofrecimientos de material sanitario a la misma dirección que le facilitaron a Luis Medina. Un «mail genérico» en el que, a medida que avanzaba la pandemia, incluyeron un excel con los ofrecimientos que iban llegando para paliar la primera ola del Covid-19.

Este correo, que corresponde a la Coordinadora General de Alcaldía, Matilde García (cgalcaldia@madrid,es), recibió dos mails del comisionista a mitad de marzo con su oferta de material procedente de Malasia y no consta contestación por escrito según la documentación - a la que ha tenido acceso LA RAZÓN- con la que el consistorio justifica que no hubo ningún trato de favor en el «caso mascarillas».

«Hola Maite», comienza el primer correo que la mano derecha del alcalde José Luis Martínez Almeida recibió de parte de Medina el 18 de marzo de 2020. Para el Ayuntamiento el detalle de que se confundiera en el nombre (se llama Matilde) es símbolo claro de que ni se conocían previamente, ni habían hablado nunca. «Siguiendo las instrucciones de Carlos te envío algunos productos que tenemos disponibles y listos para enviar por avión a terminal cargo Barajas».

Este Carlos al que menciona es el primo del alcalde quien ya reconoció ante el juez Adolfo Carretero -a cargo de la investigación por estafa, blanqueo de capitales y falsedad documental- que su única implicación en el caso fue preguntar en el consistorio a qué mail podían hacer la oferta Medina y Luceño y exoneró a su familiar de cualquier intermediación.

Primer. correo enviado por Luis Medina
Primer. correo enviado por Luis Medina FOTO: La Razón (Custom Credit)

El equipo de informática del Ayuntamiento ha realizado un informe técnico sobre el cruce de comunicaciones tanto internas como externas que se produjeron entre ese 18 de marzo y el 2 de abril. Así, han aportado al magistrado incluso las órdenes que circularon entre los funcionarios esos días:

«Por indicación de la Coordinadora General de Alcaldía, os remito este correo para recordaros que, por favor, comuniquéis a Coordinación Gral de Alcaldía cualquier donación u ofrecimiento que os llegue directamente a vosotros en relación con la crisis sanitaria del Covid-19, a fin de disponer de información centralizada que pueda servir para una gestión más eficaz de esta situación. Ruego nos indiquéis también si se hubiera materializado o el estado en el que se encuentre. Podéis hacerlo a la dirección cgalcaldia@madrid.es. Desde aquí estamos redirigiendo a cada una de vuestras Áreas, los ofrecimientos que nos llegan directamente, para vuestra valoración o mejor gestión».

Correo enviado a los coordinadores de área
Correo enviado a los coordinadores de área FOTO: La Razón (Custom Credit)

Y un día después de este, llega otro recordatorio para que centralicen la información a la que adjuntan un excel como «modelo con los datos que resultarían necesarios para tener una información homogénea».

En el asunto de este mail se lee «AYUDA Covid» y, además, se informa de que la información que reciban se va a redirigir a la Dirección General de Emergencias y Protección Civil. En la documentación aportada para justificar que ni Medina ni Luceño fueron privilegiados se añade un tuit del 22 de marzo en el que desde la cuenta oficial de Twitter se publicitó este mismo ‘mail‘ y varios links de noticias de prensa que esos días se hicieron eco del cauce por el que hacer las ofertas madrileñas.

Medina volvió a escribir un día después, el 19 de marzo. No hay correos de Luceño ni contestaciones anteriores del consistorio. Esta vez sí acierta con el nombre «Matilde» y añade seis archivos adjuntos en pdf con prolija documentación del tipo de mascarillas, guantes, líquido desinfectante, etc.

Estos correos viajan por distintas vías desde la Coordinación de la Alcaldía hasta direcciones para que analicen las ofertas. «Buenas tardes, os paso esta propuesta de venta de material sanitario de Luis Medina Abascal, un saludo», señala uno de los correos remitido a varias direcciones del Ayuntamiento. «Otro proveedor», le envía en un escueto mail uno de los asesores de la alcaldía a la responsable de compras, Elena Collado.

Correo con la propuesta de Medina
Correo con la propuesta de Medina FOTO: La Razón (Custom Credit)

Collado será la encargada de cerrar el trato y con quien a partir de entonces se comuniquen los investigados. Con ella se «whatsappeará» Luceño durante todo el proceso de llegada del material sanitario desde Malasia y será esta funcionaria la que muestre su disgusto cuando descubra que la han engañado. Así consta en la investigación que realizó la Fiscalía Anticorrupción durante meses y en lo declarado hasta ahora por los comisionistas. El turno para la versión de Collado ante el juez llegará este viernes.

Constan otros correos en los que se remite información al Comité Asesor de Covid-19 indicando: «Adjunto se remite nueva información recibida en la Coordinación Gral de Alcaldía. Se trata de suministradores de material sanitario, y de fabricantes de ropa que se ofrecen a fabricar mascarillas.

Por su relevancia, además de la tabla Excel resumen, se adjuntan los correos recibidos que contienen especificaciones». Igualmente existe una comunicación directa entre el asesor y Collado del lunes siguiente a la semana a la que se manda la primera oferta de Medina: «Elena, por indicación de Matilde García, te remito la relación de empresas que nos han hecho llegar ofrecimientos de material sanitario».

Correo reenviado con la propuesta de Medina
Correo reenviado con la propuesta de Medina FOTO: La Razón (Custom Credit)

En total son siete las direcciones desde las que en algún momento se reenvía lo ofrecido por Medina, según el informe de informática que ya tiene sobre la mesa el magistrado. Este mail ofrecido lo gestionan varios asesores de la alcaldía y es desde sus direcciones particulares de donde parte el reparto de información.

Con este desglose, el consistorio que dirige Almeida se defiende de las acusaciones de haber dado entrada rápida a Medina por llegar de la mano del primo del alcalde. El primer edil ha defendido desde el principio que nunca conoció ni de la oferta ni de la estafa hasta que se publicó que existían unas pesquisas en Anticorrupción.

Las acusaciones populares, entre las que se encuentran los grandes partidos de la oposición (Podemos, Más Madrid y PSOE), quieren llegar hasta el final en las responsabilidades que pudieron tener los funcionarios. Así, han pedido que declare la propia Matilde García. El magistrado accedió a citarla como testigo una vez se hubiera resuelto el asunto de los correos. Ahora ya puede poner fecha.