El teletrabajo vacía cada día el transporte público en Madrid de 4.000 usuarios

La movilidad se ha reducido un 10,2% en el primer trimestre del año

Estación de Príncipe Pío
Estación de Príncipe Pío FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

La pandemia nos ha hecho más sedentarios y el teletrabajo ha cambiado nuestros hábitos a la hora de desplazarnos. Más de 36.000 personas, es decir, el 12,4% del total de ocupados que hay en la Comunidad de Madrid (3,2 millones), hicieron teletrabajo durante el primer trimestre del año (4.166 personas al día), frente al 18,6% del mismo trimestre de 2021. De ellos, el 7,4% fue de forma ocasional, el 13,5% más de la mitad de los días que trabajó, y el 77,6% ningún día, según los datos del INE.

De la estadística se deduce que no necesariamente el teletrabajo ha llegado para quedarse, como se pensaba en un principio, pero ese porcentaje del 12,4% de ocupados que trabajan desde casa ha tenido consecuencias importantes en la movilidad.

Una de ellas es que los más de 6,6 millones de madrileños redujeron la movilidad un 10,2% durante el primer trimestre de 2022, respecto a la situación anterior a la pandemia. Y esto ha afectado en el uso del transporte público, que ha registrado una disminución significativa en la demanda (-18,7%) y el vehículo privado (-8,4%).

Para ser exactos, más de 375.000 viajeros no utilizaron el transporte público durante el primer trimestre de 2022 a causa del teletrabajo, según se desprende de los datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística de los «Ocupados por frecuencia con la que trabajan en su domicilio particular, sexo y Comunidad Autónoma».

Pero es que se da la circunstancia de que unos 214.000 usuarios que utilizaban el transporte público para desplazarse a las universidades o institutos, por motivos médicos o bien de ocio, tampoco usaron el transporte público durante el primer trimestre del año.

Así, de los 5,7 millones de viajeros que utilizaban el transporte público a diario antes de la pandemia, en la actualidad lo usan en torno a los 4,7 millones, lo que supone una caída de un millón de viajeros diarios, según los datos de la Consejería de Transportes.

La mayoría de los usuarios, no obstante, sigue prefiriendo el Metro para desplazarse. Así, de los 4,7 de usuarios diarios del transporte público, casi dos millones se desplazan en Metro de Madrid y más de 1.350.000 en la EMT. Algo más de 800.000 madrileños de fuera de la capital, utilizan los autobuses interurbanos del Consorcio Regional de Transportes, y algo más de medio millón de ciudadanos se decantan por el Cercanías en sus desplazamientos de entrada y salida de Madrid.

Pero el vehículo privado sigue siendo el rey a la hora de desplazarse por mucho que haya perdido usuarios ya que el 24% de los madrileños se desplazan en transporte público, mientras que el 39% utilizan el vehículo privado, según los últimos datos de la Encuesta domiciliaria de 2018. También hay un amplio porcentaje (62%) que combina el uso del vehículo privado y el transporte público. El 34% realiza sus desplazamientos a pie.

Autobuses interurbanos

El modo de transporte que recuperó paulatinamente más rápido el volumen de usuarios pre-pandemia fueron los autobuses interurbanos. Después del verano de 2021 se situaron en torno al 75% de la demanda respecto a 2019, mientras que Metro y Cercanías han ido recuperando poco a poco su nivel de usuarios previo al comienzo de la pandemia. Durante la sexta ola del COVID-19, el transporte público se volvió a resentir, especialmente desde principios de diciembre de 2021 hasta finales de enero pasado cuando de nuevo la situación empezó a recuperarse. Lo cierto es que la pandemia ha provocado que pensemos en otras formas alternativas de desplazamiento de tal manera que 227.000 madrileños se han pasado a modos blandos (bicicletas, patinetes o a pie), pero también estos modos de transporte han visto reducido su uso un 6% de enero a marzo, según la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Otros 194.000 han optado por el vehículo privado, que se abrió paso con fuerza durante la pandemia en detrimento del transporte público.

«La pandemia ha marcado un antes y un después en muchos hábitos que se han visto modificado en España y un gran número de ciudadanos ha dejado de utilizar el transporte público porque están teletrabajando y eso lo notamos en nuestras cuentas, tanto del Consorcio de Transportes como del Metro», asegura el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez. Su preocupación es que esta situación ha coincidido con la subida de la electricidad y «el Gobierno central no da ninguna solución ni respuesta y, al mismo tiempo, nos falta una subvención que el Gobierno central se niega a actualizar mientras a Cataluña se le ha revisado en más de un 50%». Esto ha provocado una redefinición de las políticas de transporte. «Estamos dando una repuesta a una demanda que está cambiando y estamos teniendo que demostrar mucha flexibilidad y eficiencia porque los recursos son escasos y estos datos están afectando negativamente a las cuentas», dice el consejero.

Ahorro de 165 millones

►La Comunidad de Madrid registra 1.065 millones de viajes en los diferentes modos de transporte. De hecho, el 40% de los inversores extranjeros deciden implantarse en Madrid gracias a su extensa y moderna red de infraestructuras que es muy valorada por los usuarios. No en vano, los viajeros califican con un 7,78 la calidad del servicio de metro, por poner un ejemplo. Madrid ha puesto en marcha un sistema de transporte inteligente y «no trasladar a las tarifas del transporte público el IPC anual correspondiente ha permitido a los usuarios un ahorrode 165 millones: 94,7 millones de 2013 hasta 2021 y en 2022 el ahorro ascenderá a unos 69,7 millones, ya que el IPC se situaba en el 6,5%», asegura el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez.