Los supermercados en alerta: la escasez de hielo ya es una realidad en Madrid

Los comercios de la capital están haciendo lo «imposible» pero los pedidos no llegan mientras que los consumidores no dejan de quejarse por la ausencia de cubitos y los precios

Un repartidor de hielo distribuye a sus clientes
Un repartidor de hielo distribuye a sus clientes FOTO: Álex Zea Europa Press

El desabastecimiento del hielo ya ha llegado a Madrid. Los supermercados regionales han hecho saltar la alarmas por el desabastecimiento de cubitos que registran en sus establecimientos desde hace días y han achacado esta escasez a la subida de precios de la electricidad. «Sí, los consumidores se están quejando de la ausencia de hielo y de los precios. Dicen que nunca tenemos porque cuando hacemos un pedido están tardando mucho en traerlo y podemos quedar mal ante el cliente. Igual podemos estar cuatro o cinco días sin él», ha detallado la encargada de uno de los centros Carrefour de Madrid, Diana Andrade. La realidad, es que ya ha comenzado el racionamiento por parte de las fábricas e incluso los supermercados, y en apenas unos días los productores comenzarán a discriminar clientes.

Aunque es un problema generalizado en toda España, los productores alertan de que lo peor aún está por llegar. Los fabricantes no almacenaron suficiente hielo en sus cámaras durante la temporada de invierno para esquivar los precios récord de la luz y por la incierta temporada de verano. Ahora, con la demanda disparada por las vacaciones de agosto, se están viendo obligados a tener su maquinaria las 24 horas del día funcionando y aún no saben si podrán abastecer a hostelería, supermercados y gasolineras.

Por su parte, los comercios están haciendo lo «imposible» pero los pedidos no llegan. «No hay, la empresa principal proveedora que lo trae no tiene», insisten. Para controlar la compra de un número importante de bolsas por parte de otras empresas pequeñas de alimentación algunos supermercados han restringido a un determinado numero por cliente para tener algo de producto a la venta.

Entre los consumidores se ha empezado a notar la ausencia del hielo en los establecimientos. Uno de ellos, José Manuel Fernández, tuvo que caminar varias calles alrededor de la calle Arturo Soria para encontrar una bolsa. «Yo creo que es porque hay demasiado consumo, está muy caro y hacen poco hielo. Como cuesta tanto producirlo se hace poco. Y como hace mucho calor se consume mucho también», ha trasladado a Europa Press. En el distrito de Chamartin, Manuel Iván, hostelero de la taberna «El Remate», ha detallado la carencia de hielo en algunos supermercados o su racionamiento en otros. «Creo que la subida de la electricidad para mantener el hielo es lo que está provocando esto», ha subrayado.