Abiertos al público edificios que nunca antes había visitado

La octava edición del festival de arquitectura Open House Madrid ofrecerá hasta el domingo 160 planes diferentes

En el número cuatro de la emblemática Plaza de la Villa encontramos una de las paradas obligatorias del Festival Internacional de arquitectura Open House Madrid que se celebrará hasta el domingo, 25 de septiembre. En este enclave único, junto a la Casa de la Villa se encuentra Casa Cisneros, uno de los edificios más antiguos de la ciudad y de los pocos que quedan del siglo XVI. Construida en estilo plateresco en 1537, fue encargada por Benito Jiménez de Cisneros, sobrino del célebre Cardenal. El Ayuntamiento de Madrid la compró en 1909 para integrarlo a las dependencias de la Casa de la Villa, y encargó su reforma a Luis Bellido. Para unirlas fue construido un corredor en voladizo sobre la brevísima Calle de Madrid. Lamentablemente, hasta ahora no había sido posible el acceso a sus estancias, en las que podemos ver verdaderas joyas como tapices flamencos de excepcional valor del siglo XV, la sala de portavoces, el antiguo despacho del alcalde y una galería de retratos única, donde se encuentra uno de los cinco ejemplares de «Carlos III en traje de caza», realizado en 1785 por Francisco de Goya.

Casa De Cisneros. Open House Madrid
Casa De Cisneros. Open House Madrid FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

La Casa de la Villa es otro de los edificios históricos del programa. Inaugurada en 1692, fue sede del Ayuntamiento de Madrid hasta 2008, año en el que se trasladó al Palacio de Comunicaciones. El edificio se levanta sobre el solar del antiguo palacio de Juan de Acuña, sobre el que Felipe IV mandó a construir la sede del Consejo de Castilla en 1629. En él, encontramos el conocido como Patio de Cristales, antiguamente abierto, y que hoy se cubre con una laboriosa bóveda de cristal realizada en los años 40. Los salones de Plenos y de Goya y la Capilla son otras de las salas que forman este complejo emblemático para la historia de Madrid.

Casa de la Villa y Casa Cisneros
Casa de la Villa y Casa Cisneros FOTO: David Spence

También lo es el frontón de pelota vasca Beti-Jai. Inaugurado en 1894, fue el empresario José Arana quién encargó este proyecto a Joaquín Rucoba en pleno corazón de Chamberí. Estas gradas llegaron a albergar hasta 4000 espectadores. En 2011 fue declarado Bien de Interés Cultura bajo la categoría de Monumento. Detrás de su fachada principal ecléctica este edificio sorprende por su espacio interior de estilo neomudéjar con fuerte presencia de arquitectura de hierro. Desde 2017 se encuentra en un proceso muy cuidadoso de recuperación y rehabilitación.

El frontón de pelota vasca Beti-Jai destaca por su estilo neomudejar y fue declarado Bien de Interés Cultural en 2011
El frontón de pelota vasca Beti-Jai destaca por su estilo neomudejar y fue declarado Bien de Interés Cultural en 2011 FOTO: Ximo Michavila

Estos son solo algunos de los 93 edificios que han abierto sus puertas en la octava edición del festival gracias al que los ciudadanos pueden descubrir la arquitectura, el urbanismo y los rincones secretos de la capital. Y que indudablemente, también se ha convertido en un reclamo para todos los turistas pues según la Organización Mundial del Turismo, Madrid es la ciudad más visitada de España y la cuarta a nivel europeo. Bajo el lema «Más Open que nunca» su regreso está marcado por cifras de récord con 160 planes diferentes. Además a un importante número de visitas a edificios nunca antes visto hay que sumarle la posibilidad de hacerlas en 33 estudios, 18 rutas, 7 actividades y 10 itinerarios. Esto lo convierte en el programa más completo del festival hasta la fecha y ya según la acogida que han tenido las primeras actividades celebradas jueves y viernes, esperan superar los 40.000 visitantes.

43% son nuevas aperturas

En cifras, en esta nueva edición se abrirán más de 140 espacios, de los cuales el 43% son nuevos. Además, más de un 70% son sin inscripción previa, solo es necesario llegar con antelación al punto de encuentro señalado por la organización para disfrutar de cada una de las actividades. Entre las nuevas aperturas destacan la Torre Realia / The Icon -que incluye visita al helipuerto-, la Nueva Sede Corporativa Metro de Madrid -que abre por primera vez las puertas al público-, el Congreso de los Diputados, el Nuevo Campus IESE Business School -proyecto recién inaugurado con visita especial con los arquitectos Sancho-Madridejos Architecture Office-, el Tanque de Tormentas Arroyofresno, o el recién inaugurado hotel Thompson Madrid, entre muchos otros.

Pero, además, este año han incorporado un nuevo concepto que son los itinerarios o recorridos temáticos de una selección de edificios que estarán abiertos durante el festival con una misma temática. Alguno de ellos son el «De Madrid al cielo», «Arquitectura de Cine y Series» o «Arquitectura Sostenible» entre otros.

Otra de las novedades y el plato estrella de esta edición ha sido que por primera vez, el festival ha salido de la capital para descubrir los tesoros arquitectónicos y abrir las puertas de la ciudad de Aranjuez. La cita para descubrir su plaza de toros y el Teatro Real Carlos II será hoy y se hará sin inscripción previa. Además, se realizarán dos rutas: una centrada en conocer el casco histórico de la ciudad y la otra para descubrir sus corralas, donde transcurría la vida cotidiana de los vecinos durante el siglo XVIII.

Corrales y Molezún, una referencia
Para esta octava edición han querido rendir homenaje a los arquitectos fallecidos, José Antonio Corrales Gutiérrez y Ramón Vázquez Molezún. Dos figuras de gran trayectoria individual, pero que unidos han demostrado ser el tándem perfecto y necesario para marcar un antes y un después en la arquitectura española de mediados del s.XX. El programa incluye la visita a algunas de sus obras más emblemáticas como Casa Huarte, el Pabellón de los Hexágonos, la sede del Parlamento Europeo y la Parroquia de María Inmaculada y Santa Vicenta, así como exposiciones como «Una mirada a la casa Huarte». Una exposición dedicada a la icónica casa refugio obra de Corrales y Molezún (1966), que reúne la obra de uno de los mejores fotógrafos de arquitectura españoles, Luis Asín.