Ayuso amaga con iniciar una guerra fiscal por la “subida encubierta” de impuestos de Sánchez

“Lo revisten todo de eufemismos para no reconocer que acaban haciendo lo que el Partido Popular les está diciendo”, ha señalado

Cuando hace tan solo unos días la Comunidad de Madrid ha recurrido el recurso contra el decreto de medidas de ahorro energético del Ejecutivo Central ante el Tribunal Constitucional, la presidenta regional ha amagado con emprender ahora una guerra fiscal contra el Gobierno central, de la que ya lleva tiempo avisando, que se libraría en los tribunales como campo de batalla y que tiene por objeto el impuesto a las grandes fortunas que defiende la ministra Montero.

“A mí me parece que es más de lo mismo: bajar los impuestos un poco a unos para subírselos a todos los demás. Es una subida de impuestos encubierta, que lo llaman solidaridad porque son los expertos del marketing los señores de este Gobierno. Todo lo revisten de eufemismos para no reconocer que acaban haciendo lo que el Partido Popular les está diciendo, que es bajar de una vez la fiscalidad en este país, porque es insensato que el Gobierno se esté forrando”, ha dicho la presidenta madrileña tras participar en la presentación de los Premios Platino.

Es por esto por lo que ha advertido de nuevo que recurrirá a los tribunales si se constata que “invade competencias dentro de la Comunidad de Madrid y nos quita la capacidad fiscal que tenemos, la autonomía, para ayudar a que los patrimonios no se vayan de la región (...) Estoy absolutamente convencida de que si esto lo hubieran hecho los nacionalistas no estaría pasando”, ha sentenciado.

Ayuso ya puso en marcha una Ley de Defensa de Autonomía Fiscal, que trata de poner a salvo su autonomía financiera y marca el camino de la batalla judicial ante cualquier intentona de merma por parte del Gobierno central.

Recientemente, el vicepresidente del Gobierno madrileño, Enrique Ossorio, mostró su preocupación por la reforma fiscal del Gobierno. “En este momento tan complicado supone un perjuicio para España porque el capital se a a ir a otros países con impuestos más bajos, sobre todo en un momento en el que todos los países están bajando impuestos”, lamentó.