Las bandas juveniles madrileñas pasan del machete a las armas de fuego

Agentes de Alcorcón y Fuenlabrada crean un equipo para detener a los autores de los últimos crímenes

Dos trabajadores de la funeraria levantan el cadáver del joven asesinado en las inmediaciones de la discoteca "Caña Brava"
Dos trabajadores de la funeraria levantan el cadáver del joven asesinado en las inmediaciones de la discoteca "Caña Brava" FOTO: A. Pérez Meca Europa Press

Después de que el domingo acabara muerto de un tiro un joven de 19 años en una céntrica calle de Alcorcón, tras una persecución en la que se efectuaron varios disparos a las 6 de la madrugada, un nuevo suceso violento puso ayer en guardia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Fuenlabrada. Un nuevo tiroteo provocó un muerto y otros tres heridos de diversa consideración en la discoteca Caña Brava de Fuenlabrada en la calle Luis Sauquillo. El tiroteo también se produjo en torno a la misma hora que el de Alcorcón: las 6:15 de la madrugada. El fallecido es un varón de 21 años que tenía una herida por arma de fuego y una herida incisa en la cabeza. Pero el Summa 112 también tuvo que atender a un joven de 31 años por herida de arma de fuego en un hombro, además de otros dos de 18 años: uno con herida de arma de fuego en un brazo y una contusión en la cabeza y el otro con carácter leve, con cortes en la mano y en la cabeza.

La cuestión que se plantea y que preocupa a las fuerzas de seguridad y a los servicios de emergencias es que, si bien hasta ahora la mayor parte de los miembros de bandas juveniles cometían actos delictivos sirviéndose de armas blancas y el Summa realizaba atenciones médicas por esta causa, ahora puñales, navajas, machetes... Son sustituidos por armas de fuego que causan heridas mortales. La Brigada Provincial de Información de la Jefatura de Policía, con grupos especializados en bandas juveniles, se ha hecho cargo de la investigación de los sucesos ocurridos en las localidades del sur y estudia si hay alguna relación entre los hechos ocurridos en Alcorcón y Fuenlabrada. Pero la Delegada del Gobierno, Mercedes González, celebró ayer sendas juntas de seguridad en Alcorcón, con la alcaldesa Natalia de Andrés, y en Fuenlabrada, con el regidor Javier Ayala para analizar la situación.

Hasta mayo de este año 2022, la Comunidad ha sumado cuatro fallecidos asesinados por enfrentamientos entre bandas. Cuatro muertos en los primeros cuatro meses del año de Villaverde a Atocha. Unos fallecidos a los que hay que sumar los dos de este fin de semana y el de la madrugada de este lunes de octubre en Fuenlabrada. Por este motivo, la Brigada de Homicidios de la Policía Judicial de Madrid, la Brigada de Información especializada en bandas juveniles violentas, además de agentes de las comisarías de la Policía Nacional en Fuenlabrada y Alcorcón han creado un grupo conjunto para analizar, resolver y detener y los autores de los dos crímenes registrados las dos últimas noches en ambas localidades.

Según informaron fuentes policiales a Efe, ambos homicidios podrían estar relacionados y en ellos estarían implicados miembros de los Trinitarios y de los Latin Kings. Mientras, la Policía Nacional y la Guardia Civil estudiarán la presencia de posibles delitos de odio en los hechos que estén relacionados o cuyos autores sean miembros de bandas juveniles, según anunció el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. De hecho, en los atestados se recogerá como un indicador para ver si los pandilleros incurren en delitos de odio al tratarse de un elemento «nuevo y preocupante».

Madrid no registra los mejores datos en materia de seguridad. Al menos en lo que concierne en algunos delitos, de lo que da fe la Memoria de la Fiscalía correspondiente a 2021. Para empezar, Madrid se encuentra a la cabeza de asesinatos en toda España, según se recoge el informe. Ya de por sí, en el último año ha habido un fuerte incremento en el número de delitos contra la vida: 88 en total, en toda España, la cifra más alta de la década, según la Fiscalía. De todos ellos, 23 ocurrieron en Madrid, es decir, el 26%.

No obstante, la Fiscalía también alertaba de que se aprecian conductas muy violentas entre jóvenes que nada tienen que ver con el mundo de las bandas latinas y que se han visto involucrados en «robos violentos, discusiones banales, disputas familiares o ataques a agentes de la autoridad». Y es que el Ministerio Fiscal no pasa por alto la idea de que cada vez son más los enfrentamientos entre bandas organizadas y ajustes de cuentas que terminan en asesinatos, homicidios o lesiones graves.

Nueva regulación de uso de armas

Al hilo de los sucesos ocurridos en los últimos días, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, sacó a relucir la necesidad de una nueva regulación que permita un mayor control de las armas blancas de especial tamaño. En su opinión, España tiene una buena regulación de la materia de armas de fuego, sin embargo, «hay muchos detenidos con machetes, que si le preguntamos a la mayor parte de los ciudadanos, ninguno los tenemos en casa, por lo que es esencial controlar este tipo de comercios que venden estas armas».