Historia

La Torre de Madrid: el rascacielos de hormigón más alto del mundo (durante años)

En la actualidad alberga pisos y apartamentos, además de un icónico hotel

Construcción de la Torre de Madrid
Construcción de la Torre de Madrid Ayuntamiento de Madrid

Madrid acomete la construcción de la mayor operación inmobiliaria de Europa. El proyecto Madrid Nuevo Norte cambiará el perfil de la ciudad y aportará relevantes cambios en infraestructuras, viviendas, oficinas y transportes. Unos cambios urbanísticos que también han tenido eco, aunque a menor escala en otros entornos de la ciudad, como Plaza de España. Allí se ha conectado la Gran Vía y la calle de la Princesa con el entorno del Palacio Real. Un lugar que fue, en los años 50 del pasado siglo XX, lugar de exposición de la pujanza económica del régimen de Francisco Franco. Allí se levantó la Torre de Madrid, una mole que, aún hoy, es uno de los edificios más altos de la capital. Mide 142 metros de altura, tiene 36 plantas y se construyó entre 1954 y 1957. Fue diseñado por los arquitectos Julián y José María Otamendi Machimbarrena como encargo de la Inmobiliaria Metropolitana, para la que ya habían construido el Edificio España.

Cimentación de la Torre de Madrid
Cimentación de la Torre de Madrid Ayuntamiento de Madrid

La Torre de Madrid fue el edificio de oficinas más alto de Europa Occidental hasta 1967, cuando fue superado por la Torre Sur de Bruselas, de 150 metros de altura. Fue el edificio más alto de España hasta 1982, cuando fue superado por la torre de telecomunicaciones de Torrespaña. Una mole que se hizo popular en esa época, pues apareció en numerosas películas españolas estrenadas en ese tiempo.

Torre de Madrid y Edificio España
Torre de Madrid y Edificio España Ayuntamiento de Madrid

Durante algunos años fue también el rascacielos de hormigón más alto del mundo. Hoy es uno de los edificios más emblemáticos del centro de la ciudad. Esta Torre de Madrid, diseñada como apuntamos por los hermanos Julián y José María Otamendi, autores también del Edificio España, tiene ahora una nueva vida tras una importante reforma interior y exterior en 2012. La parte central y superior de la Torre de Madrid (de la planta 10 a la 32) son ahora totalmente residenciales. Las nueve primeras plantas albergan el hotel Barceló Torre de Madrid, inaugurado en 2017.

Una construcción que es testigo del impulso constructivo de aquel periodo de nuestra historia y que hace frontera entre el fin de la Gran Vía con la calle Princesa. Difiere claramente en su estilo y técnicas constructivas con las edificaciones de Gran Vía y se sitúa, en cierta forma, en un momento de transición con los rascacielos que años más tarde se levantarían en el nuevo polo de desarrollo de la ciudad en el distrito financiero de AZCA, en el barrio de Tetuán.

Con intención de dar nuevos usos a la impresionante mole que se levanta mirando al Palacio Real, el 28 de abril de 2005, la torre fue puesta a la venta por la inmobiliaria Metrovacesa junto con el Edificio España para votar parte de la adquisición de la empresa francesa Gecina. El precio fue de unos 400.000.000 euros. Luego, como apuntamos, el edificio fue remodelado en 2012 con apartamentos y un hotel. Por sus pasillos se han podido ver a históricos huéspedes. Una nueva vida. Por ejemplo, Luis Buñuel estuvo una larga temporada en varias de sus habitaciones. En el portal de acceso al hotel, lugar que aparece en varias de las famosas películas del cineasta, se encuentra una placa que lo recuerda.