Alumnos y profesores intentan reventar el nombramiento de Ayuso como “alumna ilustre” de la Complutense

La presidenta regional llega a la Facultad de Ciencias de la Información entre gritos de “asesina” por un lado y de “fuera comunistas!” entre grupos de estudiantes enfrentados

Con los partidos políticos con la maquinaria electoral activada por las elecciones del 28-M y en pleno proceso de elecciones a rector de la Universidad Complutense de Madrid, la UCM ya preveía que el acto de nombramiento de Isabel Díaz Ayuso como “alumna ilustre” en la Facultad de Ciencias de la Información sería conflictivo. Y así ha ocurrido. Más de una quincena de furgones policiales y cerca de medio centenar de agentes, además de un helicóptero han compuesto el fuerte dispositivo de seguridad que se formado a las puertas de la Facultad de Ciencias de la Información por el acto que, además a Díaz Ayuso, también reconocía a otros alumnos ilustres, como Antonio de la Torre, Miguel Trillo, Xurxo Torres, Almudena Ariza, Arturo Pérez Reverte, Ángel Expósito y Rafa Antón.

A las puertas de la Facultad y en el hall de entrada se concentraron numerosos alumnos: unos, llegados incluso de otras facultades, para criticar el nombramiento; otros de Nuevas Generaciones y de organizaciones estudiantiles, para defenderlo. La llegada de Ayuso generó un enorme revuelo en la Facultad hasta el punto de que algunos alumnos salieron de sus clases alarmados por el fuerte griterío para tratar de averiguar que estaba ocurriendo: era Díaz Ayuso, que entraba acompañada del Comité Ejecutivo del PP de Madrid, del vicepresidente madrileño y consejero de Educación, Enrique Ossorio, además del consejero de Transportes, David Pérez (ex alumno de la Facultad). Y lo hacía entre gritos de “fuera fascistas de la Universidad” y “Ayuso asesina”, de sus detractores, y de “¡fuera comunistas!”, “¡Presidenta, presidenta, mayoría absoluta!”, de sus defensores. “Venimos a apoyar a la presidenta para luchar contra los totalitarismos, es lamentable tener que acudir a la universidad y tenerlo que hacer escoltado, como si esto fuera la época de ETA”, lamentaba uno de los que habían acudido a apoyar.

Varios estudiantes intentan tapar una pancarta a favor de la presidenta de la Comunidad de Madrid
Varios estudiantes intentan tapar una pancarta a favor de la presidenta de la Comunidad de Madrid FOTO: Ricardo Rubio Europa Press

Una hora antes del acto, a pocos metros de la Facultad, se habían concentrado representantes y alumnos de una decena de asociaciones de estudiantes, miembros de “Yayoflautas por la libertad”, la “Plataforma por la Dignidad de las personas mayores en Residencias”(Pladigmar) y otras organizaciones como “Contracorriente” y “Pan y Rosas” para expresar su rechazo a un reconocimiento que consideraban “inmerecido” porque “se premia a una persona que se ha dedicado a privatizar servicios, a colapsar la sanidad. Tenemos trece universidades privadas y las públicas están en decadencia”, se quejaba Paula de la Chispa, del Frente de Estudiantes. El movimiento yayoflauta culpaba a Ayuso de ser una “asesina de ancianos y de cargarse la sanidad pública”, mientras que María Luisa, de Pladigmar, la responsabilizaba de la “falta de personal en las residencias y la muerte de muchos residentes”.

Pero el reconocimiento de los ocho ex alumnos de la Facultad de Ciencias de la Información coincidía, además, con el acto de entrega de los Premios extraordinarios de Grado del curso 2021-22 y Premios extraordinarios de Doctorado 2019-2020. Y si bien hace unos días un vicerrector y una vicedecana dimitieron por el polémico nombramiento, algunos de los profesores rechazaron subir al escenario para recoger la distinción que les correspondían como directores de tesis a sus alumnos en señal de protesta por la distinción a la presidenta regional. En concreto, no subieron dos. Tampoco la alumna con el mejor expediente académico en el grado de Comunicación Audiovisual, Elisa Lozano (9,2). Precisamente, uno de los momentos más tensos del acto fue cuando esta estudiante que había rechazado recoger su diploma, sí aprovechó el turno de palabra que le correspondía para hablar en nombre de todos los alumnos premiados para dar su propio discurso y expresar su descontento con el galardón de Ayuso entre aplausos de parte del público y de gritos de otros de “¡fuera!, ¡fuera!”.

La alumna Elisa Lozano critica el reconocimiento a Ayuso
La alumna Elisa Lozano critica el reconocimiento a Ayuso FOTO: Alejandro Martínez Vélez Europa Press

“Este premio no lo quiero para nada”

“Este premio no lo quiero para nada. He sacado un 9,28, creo que es la nota más alta. ¿De qué me sirve? No lo sé quién ha decidido que aquí soy la mejor de la promoción. Supongo que la misma persona que le va a dar hoy el premio a la señora Ayuso... Se tiene que hacer cine político... Estoy harta de que esto se valore con notas y votos...Estoy harta de la titulitis... Los compañeros que están ahí fuera (protestando) son los ilustres de verdad. Soy la mejor de la promoción. ¿Alguien se sabía mi nombre? Yo creo que no. Pero el de Ayuso, si. ¿Está haciendo algo por nosotros? Señora Ayuso, yo creo que no”. La alumna continuó diciendo que “es un día muy triste porque cuando digo Ayuso oigo aplausos...Le doy la enhorabuena a los profesores que han venido aquí con un par cuando no querían (...) Y no rompo esto -dijo refiriéndose al título- porque creo que es ilegal, que si no lo rompo (...)”. Entre tanta indignación, la joven acabó dando en su discurso detalles personales de su vida, como que había sido una persona sin suerte o que se había criado sin padre. “Ayuso pepera, los ilustres están fuera”, remató su intervención ante un rector de la Complutense estupefacto aunque impasible que procedió a continuar con el acto.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, posa tras recibir la distinción de Alumna Ilustre de la Universidad Complutense de Madrid
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, posa tras recibir la distinción de Alumna Ilustre de la Universidad Complutense de Madrid FOTO: Alejandro Martínez Vélez Europa Press

Algunos que, como Ayuso, habían sido nombrados alumnos ilustres en ese mismo acto, no pudieron evitar pronunciarse sobre lo que estaba sucediendo. El periodista Ángel Expósito mostró su pesar por lo ocurrido cuando llegó el momento de agradecer el título recibido: “Me da pena llegar entre furgones de la Policía y tener que reivindicar el respeto, la libertad y la educación. No me gusta nada, pensé que lo habíamos superado”.

Xurxo Torres, otro de los premiados, valoró la importancia de la reflexión en el mundo de la inmediatez. “Tenemos que convivir. Todas las opciones ideológicas son válidas siempre y cuando partan de esta premisa: el respeto al contrario, no solamente al afín. Y hemos creado bandos. Cuando una sociedad pierde el norte de la razón, del hecho contrastado, de la evidencia científica es una sociedad en riesgo. Y estamos en riesgo”.

El intérprete Antonio de la Torre, que fuera del acto fue crítico con el nombramiento de Ayuso, a pie de atril se limitó a hacer una defensa de la universidad pública.

“Aquí puede entrar cualquiera”

El rector de la Complutense, Joaquín Goyache, defendió el nombramiento de Ayuso como alumna ilustre: “No me gusta que se presione, hay muchas formas de protestar y aquí puede entrar cualquiera y qué menos que pueda hacerlo una alumna destacada”. Asimismo, José María Coello, vicerrector de Relaciones Institucionales, hizo hincapié en que “nos alegramos de todos los egresados por encima de sus ideologías, esta es una universidad pública y, por tanto, es una universidad de todos y para todos y que, como tal, apoya la diferencia y la diversidad”.

Ayuso pronunció su discurso y, al final del acto, tuvo un momento para fotografiarse con alumnos que se acercaron a felicitarla. En el hall de entrada la esperaban numerosos alumnos para despedirla al grito de “¡Fuera fascistas de la universidad!”. La presidenta regional tuvo que abandonar la Facultad de Ciencias de la Información entre fuertes medidas de seguridad y los estudiantes corearon gritos en contra de la Policía instándola a que abandonara el recinto. Hubo algún enganchón y los agentes tomaron los datos de algunos de los que protestaban, pero el conflicto no fue a mayores.

La presidenta de la Comunidad de Madrid tuvo que abandonar la Facultad escoltada
La presidenta de la Comunidad de Madrid tuvo que abandonar la Facultad escoltada FOTO: Ricardo Rubio Europa Press
Varios agentes de la Unidad de Intervención Policial de la Policía Nacional en la salida de la presidenta de la Comunidad de Madrid de la Facultad de Ciencias de la Información
Varios agentes de la Unidad de Intervención Policial de la Policía Nacional en la salida de la presidenta de la Comunidad de Madrid de la Facultad de Ciencias de la Información FOTO: Alejandro Martínez Vélez Europa Press