El tráfico en Madrid

Así son los 6.000 nuevos patinetes que llegan en mayo a Madrid: el GPS los parará en zonas peatonales

Todas las empresas adjudicatarias se han comprometido a la retirada de vehículos aparcados incorrectamente en el plazo de 1 hora a partir de su detección

Los nuevos y únicos tres modelos de patinetes de las empresas Lime, Dott y Tier que circularán a partir de mayo
Los nuevos y únicos tres modelos de patinetes de las empresas Lime, Dott y Tier que circularán a partir de mayo FOTO: AYUNTAMIENTO DE MADRID AYUNTAMIENTO DE MADRID

Los nuevos patinetes eléctricos de Madrid integrarán sistemas para evitar la circulación por la acera o su estacionamiento indebido en zonas no habilitadas y comenzarán a circular a partir de mayo, con un nuevo límite fijado en los 6.000, que pretende “racionalizar el uso de la vía pública”.

Así lo ha presentado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, frente a uno de los nuevos estacionamientos para bicicletas y patinetes de la calle de Alcalá.

Las innovaciones tecnológicas impuestas en las autorizaciones para el arrendamiento de los nuevos patinetes permitirán subsanar los principales problemas que actualmente generan en Madrid: estacionamientos indebidos en zonas peatonales y la circulación por zonas no permitidas.

Carabante ha destacado que los nuevos patinetes eléctricos representan la apuesta del Gobierno municipal por implantar un modelo de micromovilidad compartida “más ordenado, seguro e integrado” en las diferentes plataformas de movilidad.

Más ordenado porque “se limita la zona de estacionamiento de los patinetes”, más seguro porque se incluyen “nuevos elementos como las luces reflectantes y la imposibilidad de circular por vías peatonales”, y más integrado porque “necesariamente” los vehículos estarán en la aplicación Madrid Mobility 360, ha explicado el concejal delegado.

Innovaciones tecnológicas

Las innovaciones que incorporan estas empresas en los patinetes hacen que los vehículos se paren al circular por zonas peatonales, a través de tecnología GPS, y prohíben aparcarlos en zonas no habilitadas para ello en el distrito Centro, mediante un pitido y una multa.

En el resto de la ciudad, se podrá estacionar fuera de las reservas siempre que no exista una plaza para motocicletas, ciclomotores, bicicletas y VMP a menos de 50 metros del punto de estacionamiento.

Así, todas las empresas adjudicatarias se han comprometido a la retirada de vehículos aparcados incorrectamente en el plazo de 1 hora a partir de su detección, así como a incluir un registro de estacionamiento mediante apps en las que los usuarios incluyan una fotografía y ubicación del patinete al abandonarlo.

Otro de los compromisos de las empresas es impartir cursos prácticos de circulación segura en patinete a lo largo de la duración de la autorización y poner en marcha un Plan de Acción para dar a conocer a los usuarios la normativa y los criterios básicos de circulación segura en patinete eléctrico.

Los nuevos vehículos cuentan con etiqueta Cero de la DGT y disponen de luces, timbre y elementos reflectantes homologados conforme a la normativa vigente. Además, cada patinete cuenta con un sistema que permite su identificación para poder integrarse en una plataforma multimodal, incluida Madrid Mobility 360.

Menos empresas

Por el momento, seis empresas diferentes ofrecen sus patinetes eléctricos en Madrid. A partir de mayo serán solo tres -Lime, Dott y Tier-, ya que el Ayuntamiento considera que “una fragmentación excesiva de las empresas” supone “un freno” para la implantación efectiva de los patinetes, acercándose así al modelo de ciudades como París y Londres.

Además, la nueva normativa a partir de mayo contempla una reducción del número de patinetes en un 40%, pasando de 10.000 a 6.000, con el objetivo de “favorecer la integración de todos los modos de transporte” y “racionalizar el uso de la vía pública”.

En este sentido, son 4.821 vehículos los que actualmente están desplegados, por lo que la limitación en las autorizaciones no supondrá una reducción en el número de patinetes operativos.

No obstante, el Ayuntamiento ha recalcado que está abierto a incrementar el número de autorizaciones en función de la demanda y “el uso real de los patinetes”, que será evaluado cada cuatro meses a través de un cuadro de mando de las empresas al que tendrá acceso el Ayuntamiento.

Carabante ha explicado que la limitación de los autorizables responde a “razones de interés general”, como “garantizar la seguridad vial” y “la protección de los usuarios de estos vehículos y del resto de ciudadanos”, especialmente de los menores de edad, los mayores, personas con diversidad funcional y movilidad reducida.

A partir del 2 de mayo, las empresas tendrán cinco días hábiles para desplegar al menos el 50% de sus patinetes, por lo que el día 9 de mayo deberá haber al menos 3.000 patinetes desplegados en la ciudad.

Indisciplina

En cuanto a las infracciones por estacionamientos indebidos, los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) han denunciado a 138.750 Vehículos de Movilidad Personal (VMP) durante 2022, 11.273 menos que en 2021, lo que supone un descenso del 8%.

De estas denuncias, 94.927 sanciones (68,4%) están dirigidas a patinetes compartidos; 28.245 (20,4%), a motocicletas “sharing” y 15.578 (11,2%), a bicicletas. Estas cifras dejan una media de 380 sanciones diarias (11.563 al mes).

Los barrios más sancionados son Recoletos (9.872 denuncias totales), seguido de los barrios de Palacio (7.286) y Embajadores (7.063).

El Ayuntamiento ha destacado que la reducción de multas “evidencia una mejora en los hábitos de los usuarios” a la hora de estacionar estos vehículos en la ciudad “gracias al incremento en un 30,6% el número de horquillas para estacionamiento de bicis y patinetes desde 2018″, pasando de 9.402 a 12.272 a cierre del año pasado.