Aviso amarillo en Madrid ante el día más frío del invierno (por ahora)

Los termómetros bajarán en la Sierra hasta los 6 grados bajo cero

El frío pondrá este miércoles en riesgo a 21 provincias de la Península, entre ellas Madrid, con heladas generalizadas en el interior peninsular, más intensas en zonas altas, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Aemet apunta, en la Comunidad de Madrid, para este miércoles, a heladas generalizadas en toda la región y cielos despejados.

En concreto, estará poco nuboso o despejado, aunque aumentado a nuboso al final del día en la mitad norte. Los vientos, por su parte, soplarán flojos de componente nordeste.

Las temperaturas mínimas permanecerán sin cambios, mientras que las máximas irán en ascenso. Los termómetros oscilarán entre los -1 y 9 grados en Madrid, los -2 y los 10 en Navalcarnero, los -4 y 10 en Alcalá de Henares y Aranjuez, los -3 y 9 en Collado Villalba y los -2 y 10 en Getafe.

Un frío que será especialmente intenso en la sierra, donde los termómetros bajarán por la noche hasta los 6 grados bajo cero, por lo que la Aemet ha vuelto a activar el aviso amarillo por frío en esta zona entre la medianoche y las diez de la mañana.

La Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 ha trasladado el aviso a los ayuntamientos de la sierra y a los organismos de seguridad y emergencias de la previsión de bajas temperaturas durante la próxima madrugada y primeras horas de la mañana en la zona de la sierra.

Por ello, Madrid 112 recomienda a los conductores que “extremen la precaución” ante la posible formación de placas de hielo que se forman en la carretera sobre todo en las zonas de umbría en las que apenas da el sol.

“La capa de nieve es débil y se pueden formar placas de hielo en la calzada”, advierten desde el 112.

Y añaden que, ante una placa de hielo, hay que conducir de manera “suave, sin brusquedades, intentando mantener la adherencia del vehículo en todo momento”.

Recuerdan además que es recomendable llevar siempre en el vehículo cadenas o neumáticos de invierno, “y saber poner las cadenas”, así como revisar el estado del vehículo, sus neumáticos, la batería y el depósito de gasolina y atender a las recomendaciones de la Guardia Civil de Tráfico.

Asimismo, llevar ropa de abrigo, un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil. En caso de quedar atrapado en la nieve, intentar informar del hecho llamando al 112 y esperar asistencia, salvo que la situación sea insostenible.