Hacienda

Madrid no es un "infierno fiscal" (y este miércoles se verá)

Se convierte en la primera de las CCAA de régimen común en aprobar la deflactación durante dos ejercicios seguidos y beneficiar así especialmente a las rentas más bajas

Vista de la delegación de Hacienda de Guzmán el Bueno, en Madrid
Vista de la delegación de Hacienda de Guzmán el Bueno, en Madridlarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@663fb8ff

Mañana 3 de abril arranca la campaña de la Renta y Patrimonio correspondiente al ejercicio económico de 2023. Una ocasión en la que la Comunidad de Madrid marca el camino, al resto de las comunidades autónomas de España, en todo lo que podríamos llamar "alivio impositivo". Bajadas de impuestos. Este nuevo año 2024, y ya en la Semana Santa, en pleno mes de marzo, con la declaración de la Renta a la vista, muchos lo sentirán en sus bolsillos. Y todo después de deflactar, de nuevo, el IRPF por segundo año consecutivo con el objetivo de que esta nueva bajada de impuestos ayude a las familias ante las subidas de precios. La medida del Gobierno regional estará en vigor en la próxima declaración de la Renta, correspondiente a 2023, y ahorrará 153 millones de euros a los 3,5 millones de contribuyentes madrileños.

Esta decisión del Ejecutivo autonómico convierte a la Comunidad de Madrid en la primera de las CCAA de régimen común en aprobar la deflactación durante dos ejercicios seguidos y beneficiar así especialmente a las rentas más bajas. El ahorro global para los contribuyentes en estos dos años ascenderá a más de 350 millones de euros. Todo muy lejos del "infierno fiscal" como se autocalifican los contribuyentes de otras regiones.

La deflactación de 2023 en la escala autonómica del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas será aplicando un 3,1% a todos los tramos, al mínimo personal y familiar, las deducciones vigentes y el límite de renta de las mismas. La medida del Gobierno regional dota de nuevo con mayores recursos económicos a las familias madrileñas, evitando que las subidas salariales les supongan un mayor pago de impuestos.

La Comunidad de Madrid da así cumplimiento a un compromiso recogido en el programa electoral y que seguirá beneficiando a los contribuyentes siempre que la inflación se sitúe por encima del 2%. El porcentaje sobre el que se realizará al deflactación será del 3,1%, que se corresponde con la subida media del IPC durante los ocho primeros meses de este 2023.

Un buen ejemplo de ese alivio impositivo que se aprecia en la Comunidad de Madrid, frente a otras regiones, es la deducción de la vivienda habitual. Quienes tengan menos de 35 años y perciban ingresos inferiores a 25.620 euros en tributación individual o 36.200 euros en tributación conjunta tienen derecho a una deducción del 30% de las cantidades destinadas al pago del alquiler, con un límite anual de 1.000 euros. Para acceder a esta deducción, el gasto anual en alquiler debe ser al menos el 20% del salario imponible. Además, la suma de las bases imponibles de todos los miembros de la unidad familiar no puede exceder los 60.000 euros.