Recoletos

El convento de Copacabana que dio nombre al paseo “de los elegantes” de Madrid

Los Agustinos Recoletos, que ya han cumplido los 400 años de su primer capítulo general en Madrid, tuvieron un convento relevante en la capital, desaparecido con la desamortización de Mendizábal

Convento del desaparecido convento de agustinos recoletos en Madrid
Convento del desaparecido convento de agustinos recoletos en MadridAyuntamiento de Madridfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@2cc2269b

Un nombre que puede dar lugar a equívocos y un aniversario. El Convento de los Agustinos Recoletos o de Copacabana, en pleno centro de Madrid, estuvo en los terrenos ocupados actualmente por la Biblioteca Nacional y el Museo Arqueológico Nacional, así como por varias manzanas de viviendas. Este convento dio nombre al conocido Paseo de Recoletos, nombre que hace referencia a los religiosos agustinos ‘recoletos’ antiguos dueños del convento y de los predios adyacentes.

En este cenobio, que también era conocido por el nombre de Copacabana, la ciudad andina al lado del lago Titicaca, que comparte nombre con la célebre playa de Río de Janeiro, fue enterrado el pintor Francisco de Zurbarán, aunque sus restos se perdieron en el siglo XIX, durante el derribo del convento.

Mucho que celebrar, por otro lado, para los Agustinos Recoletos, que han conmemorado el 400 aniversario del primer capítulo general, celebrado, hace poco más de un año. En el origen, aquella fecha, entre el 19 y el 30 de noviembre de 1621, que supuso un punto de inflexión para la expansión del carisma en todo el mundo.

Escaleras principales de Biblioteca Nacional de España, en Madrid
Escaleras principales de Biblioteca Nacional de España, en MadridAyuntamiento de Madridfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@2cc2269b

Esta reciente celebración comenzó en el mismo enclave donde tuvo lugar el importante evento hace cuatro siglos: en la Biblioteca Nacional Española, levantada sobre los terrenos del original convento que dio nombre al conocido Paseo de Recoletos de Madrid.

Con esa ocasión se celebró un evento conmemorativo en el que se recordó los orígenes del lugar, la importancia del hecho que se recuerda y la historia que han recorrido los Agustinos Recoletos a lo largo de los siglos desde su fundación en 1588.

El primer capítulo general de los Agustinos Recoletos comenzó el 19 de noviembre de 1621 en el convento de Madrid, conocido posteriormente, como apuntamos, como de Copacabana y que había sido inaugurado hacía apenas un año. El Capítulo se celebró meses después de que el Papa Gregorio XV hubiera elevado la provincia recoleta, que pertenecía a la Orden de San Agustín, a Congregación religiosa en el breve Militantes Ecclesiae.

La fachada, que se puede ver perfectamente en el antiguo Plano de Texeira, era parecida a la del actual convento de la Encarnación. En el interior de la iglesia destacaba sobre todo la capilla de Nuestra Señora de Copacabana, cuya imagen era una copia de la que ya existía en Perú. De ahí el origen del nombre con el que era conocido en la Villa y Corte. Con el paso del tiempo, y la invasión francesa, el convento sufrió graves daños y saqueos. Hasta el punto que quedó muy dañado. En 1837 los monjes fueron expulsados y el convento desamortizado. De hecho, fue el propio Mendizábal quien lo compró en pública subasta por 1.353.000 reales. En su lugar, con el paso del tiempo, se construyó el palacio del marqués de Salamanca en 1855, ocupado actualmente por el BBVA y la Biblioteca Nacional. Un paseo, el de Recoletos, antesala del paseo del Prado, que congregaba a “los elegantes” del siglo XVIII y XIX... hasta nuestros días.