Elecciones Madrid/Monasterio baila con su marido ante la “performance” de Femen (pechos al aire)

La mañana electoral, más allá de las colas de los primeros momentos, han dejado un rosario de anécdotas ligadas al deseo de muchos ciudadanos a ejercer su derecho al voto

Thumbnail

Unas elecciones son un momento de alegría, de oportunidad ante el futuro, de participación... Y también una ocasión para que la “normalidad” de ese ejercer el derecho al voto, tenga acentos, particularidades que rompan el desarrollo de un día electoral “normal”.

Sin duda, la anécdota relevante de la jornada, al menos nada más comenzar el día, la protagonizó Vox, al menos de manera indirecta. La Policía Nacional tuvo que emplearse en reducir a varias activistas de Femen que, con el torso desnudo, habían acudido a protestar al colegio electoral donde minutos después iba a votar la candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio.

El incidente ha ocurrido pasadas las nueve y media de la mañana en las puertas del colegio de la capital San Agustín, donde se esperaba que a las diez de la mañana ejerciera su derecho a voto Monasterio.

Un total de ocho mujeres, con el torso descubierto y pinta das con lemas contra el fascismo, han intentado pasar el cordón policial pero han sido retenidas por los agentes.

Poco después, sin ningún incidente, la candidata de Vox ha votado rodeada de un gran dispositivo de seguridad, mientras las activistas estaban retenidas en el interior del colegio.

Monasterio y su marido, el diputado de Vox Iván Espinosa de los Monteros, han recogido todos los papeles que habían tirado las activistas y los han depositado en una papelera cercana.

Este es el primer altercado de la jornada electoral para la Presidencia de la Comunidad de Madrid, donde un total de 5.112.658 personas están llamadas a votar.

El baile de Monasterio y Espinosa de los Monteros

Y ante la adversidad y las protestas... buena cara. Rocío Monasterio y Espinosa de los Monteros se han arrancado con un baile antes de depositar la papeleta. El diputado de Vox en el Congreso, ha ‘pinchado’ una canción en su móvil que ambos han usado para bailar.

Marcelo, a jugar

Más tranquilo, y como miembro del operativo de eso que algunos han denominado de manera un tanto manida ya “la fiesta de la democracia”, el futbolista Marcelo cumplió con sus obligaciones como ciudadano en las elecciones a la Comunidad de Madrid y se presentó en su colegio electoral, el Liceo Europeo de La Moraleja (Alcobendas) para ejercer de vocal suplente en la mesa asignada. El jugador fue seleccionado para formar parte de una mesa electoral en las elecciones a la Asamblea de Madrid que se celebran hoy y, aunque el club agotó todas las vías de recurso, el partido de Champions ante el Chelsea no se entendió por la Junta Electoral como una causa de fuerza mayor y no fue liberado. En un principio parecía que Marcelo debía permanecer en la Comunidad todo el día para acudir al colegio en caso de urgencia, ya que la ley electoral exige que este localizable para cualquier emergencia. Sin embargo, finalmente una señora mayor, que era segunda suplente de vocal, se ha ofrecido para suplirle.

El día deja, entre otras situaciones atípicas -o no tan atípicas-, el hecho de una señora, con dificultades de movilidad, a la que han acercado una urna al coche donde estaba. Eso sí, con agente de seguridad adjunto por lo que pudiera pasar.

O la mujer embarazada que, después de romper aguas, acude a su centro de votación a ejercer su derecho constitucional antes de acudir al hospital para tener a su hijo.

Thumbnail