Medio ambiente

Un “condón” para cargar el móvil en lugares públicos

Tecno: V

Cuando con los años el teléfono ya experimenta una merma en la duración de su batería, a menudo nos vemos obligados a cargarlo en los puertos USB públicos que encontramos en centros comerciales, estaciones de metro o aeropuertos. Si queremos asegurarnos de que a través de ese “enchufe” sólo entra energía eléctrica al móvil y no se produce ningún tipo de transferencia de datos, lo mejor es utilizar lo que ha sido bautizado como el “condón” USB. Por menos de 10 euros podemos adquirir un bloqueador que se interpone entre el cable cargador y la ranura pública y que impide toda transferencia de datos al anular los conectores que se usan para tal fin. No sólo frustramos la posibilidad de que nos roben la información que pueda tener el teléfono o la tableta, sino que, al bloquear la sincronización de datos, también se evita que entre -a través del cable, no significa que nos proteja con lo que bajamos de internet- y se instale cualquier tipo de software malicioso en nuestro dispositivo.

Publicidad