Sociedad

¿Se puede adoptar un perro durante el estado de alarma?

Aumentan las peticiones de acogida a las protectoras, que en general, han parado todos los procesos

Thumbnail

“No es época de acogida de animales, ni mucho menos de adopciones” . Así de tajantes se manifiestan la mayoría de las protectoras de nuestro país. Pero por desgracia hay algunas que aseguran que han entregado a todos sus perros en acogidas indefinidas. Las imágenes de sus instalaciones vacías han levantado las críticas por el riesgo de abandonos masivos, incluso antes de que acabe la cuarentena. “No es solidaridad, es egoismo puro” señalan desde Proyecto Cañada.

La protectora Siempre Fiel de Salamanca ha indicado que desde el miércoles, en pleno estado de alarma, su refugio está totalmente vacío, ya que todos los animales, de los que no da cifras, han sido dados en acogida definitiva, la mayoría con vistas a pasar a adopción. Según ha declarado a LA RAZÓN uno de sus representantes: “No todas las acogidas se tramitaron en el estado de alarma, estaban tramitadas de antes”.

Mientras, la mayor parte de los albergues de animales siguen abarrotados y para atender a los perros han establecidos protocolos entre los voluntarios. “Los trabajadores y voluntarios siguen yendo, van menos voluntarios pero por su propia decisión, todos tienen su justificante de la protectora y hasta ahora no habido problema. Se toman la medidas que recomiendan desde el Gobierno: lavado de manos continuo (que ya se hacia antes lógicamente) y no estar en contacto directo unos con otros o en la misma sala/habitación”, señalan desde el albergue La Camada en Guadalajara.

Desde el Refugio, en Madrid, donde también se han paralizado adopciones o acogidas, además de seguir atendiendo a todos sus animales, han iniciado una campaña para recoger a los perros o gatos de aquellas personas contagiadas de coronavirus que se lo solicitan por no poder atenderlos.

Una de las asociaciones más activa en Madrid en la zona de la Cañada Real, Proyecto Cañada, que está desbordada con la atención a los perros rescatados por los desalojos, ha comunicado por las redes sociales de forma tajante que ningún perro de su asociación “va a ser dado en acogida durante la cuarentena”. En declaraciones a LA RAZÓN, señalan que debido al estado de alarma les están llegando numerosas peticiones de acogida pero lo tienen claro: “Acoger a un animal es un tema muy serio, en el que prima, por encima de todo, el bienestar (físico y mental) del animal. Nosotras consideramos que dar un perro ahora en acogida, para que la gente tenga una excusa para salir a la calle, es irresponsable”.

También desde la asociación Reborn, en Barcelona, donde el equipo del adiestrador y educador canino Jonatan Zafra atiende sobre todo a perros calificados de raza PPP, siguen con sus perros habituales sin dar ninguna salida en adopción. “Ahora lo que hacemos es que Jonatan se encarga de ellos, así si se contagia o algo, podemos ir a otro a relevarlo”.

La difusión por las redes sociales de los cheniles (las jaulas) vacías en el albergue salmantino Siempre Fiel ha sido el punto de inflexión. Según señalan, los seguimientos obligatorios que hay que hacer siempre de los animales que se dan en acogida o adopción, lo hacen igual que antes de declarar el estado de alarma: “Los hacemos como se hace siempre, de forma audiovisual. Ahora presencial solo seria en caso de necesitar ir al veterinario”, matizan.

El hecho de permanecer en casa confinados puede considerarse un buen momento para incorporar un perro en la familia. “Habrá personas que lo hagan de buena fe, pensando que ahora pueden dedicarle tiempo al animal al estar en casa. Estas personas tienen que comprender que no es momento adecuado, primero porque trasladar un perro requiere un riesgo y nos estamos poniendo en riesgo nosotras, nuestra salud y nos jugamos una multa. Segundo porque lo que más nos importa es el bienestar del animal. Y no vamos a jugar con ellos, aprovechándonos de la situación para vaciar las residencias y que luego tengan que volver, con el trauma que eso significa para ellos”, indican desde Proyecto Cañada.

Lo que sí hacen algunas protectoras como la Camada es seguir con las entrevistas telefónicas de personas interesadas. “En las adopciones seguimos atendiendo a la gente pero evidentemente solo de forma telefónica para no exponernos y exponer a nadie, por lo que se va haciendo una lista de interesados en adoptar y cuando pase todo lo del COVID-19 se les irá citando”.

Los perros provenientes de las Fuerzas de Seguridad que están ya jubilados, también están a la espera de que todo pase para que se inicien sus procesos de adopción. Desde Adopta K-9, la principal organización que se encarga de tramitar estos procesos, señalan que “mucha gente quiere adoptar, pero esta todo paralizado. El día 25 venían a por uno, pero hasta que no pase todo esto se ha cancelado. Tenemos varias familias esperando a que les hagamos la visita pre adoptiva, pero ahora es imposible”, matizan.