Cientos de perros agonizan en protectoras al llevar varios días sin comida

Iberanimal alerta de que muchos animales están al borde de la muerte tras el parón de actividades para recaudar fondos por el coronavirus

Un 5% de los alrededor de 400.000 animales que hay recogidos en las más de 3.000 protectoras que hay repartidas por nuestro país están al borde de la muerte al llevar varios días sin comida por el confinamiento decretado por el coronavirus. Ante el parón de actividades como mercadillos o eventos con los que se financian estas organizaciones animalistas, muchas de ellas se han unido en una plataforma, Ibernanimal, cuyo único objetivo es lanzar la voz de alarma y recaudar fondos y pienso para las situaciones más críticas, según señala a LA RAZÓN su presidente, José Luis Macías.

Hay casos muy graves donde llevan varios días sin comida, calculamos que en un 5% de las protectoras no tienen ningún tipo de recurso, y muchas otras se quedarán esta misma semana ya sin nada”. Iberanimal ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos a través de donaciones en una cuenta de paypal del correo emergencia@iberanimal.org que en su primera fase será repartido a partir del 30 de este mes bajo criterios de necesidad.

Mientras que estos fondos llegan, lo que hace Iberanimal, en la que hay un centenar de protectoras incluidas y cada día aumenta el número, es poner en contacto directamente a los donantes de pienso o material con las protectoras en situación más desesperada. “Hay gente que nos llama y dice que no da dinero por cierta desconfianza, pero que quiere mandar pienso, en este caso lo ponemos en contacto directamente con la protectora que está sin comida y ya esos perros pueden alimentarse”, matiza Macías.

El estado de confinamiento, con el encierro de los animales en los albergues sin apenas voluntarios, y sobre todo, sin poder organizarse las actividades lúdicas o de ventas con las que la mayor parte de estas protectoras se financian, ha supuesto el cierre de ingresos y donaciones. Iberanimal calcula que se necesitan unas 40 toneladas de pienso para que ningún perro o gato acabe falleciendo por falta de comida.

“También estamos intentando llegar a un acuerdo con alguna empresa de transporte para que pueda llevar las donaciones de pienso o de material sanitario o higiénico de forma gratuita, o por lo menos a un precio más reducido”.

El día 30 de abril, esta asociación española de protectoras y santuarios de animales, repartirá el 100% del dinero recaudado en función de las necesidades de “una forma ecuánime, solidaria y equilibrada y con total transparencia, somos una asociación sin ánimo de lucro que lo único que queremos es salvar a estos animales en situación crítica por el Covid-19″.

El coronavirus ha puesto a los refugios en “una situación de emergencia absoluta”, indica Macías, quien a través de su programa de televisión online Animalove Televisión lleva cinco años ayudando a los animales abandonados. “Hace un año y medio que al ver la situación de muchas protectoras que trabajan por los animales abandonados decidimos crear algo para unirlas y ayudar, pero el covid-19 ha acelerado el proceso de la creación de la plataforma iberanimal.org donde cualquiera puede donar o asociarse si es protectora con todo los requisitos legales en regla.”

Desde el primer momento de la expansión de la pandemia, Iberanimal ha lanzado un vídeo impactante dando a conocer la situación de decenas de cientos de perros que pasan hambre porque no tienen nada que comer.

En estos momentos de confinamiento ha descendido el voluntariado que colabora in situ con las protectoras, sobre todo por seguridad sanitaria. Aunque en algunas asociaciones se ha detectado un ofrecimiento mayor de personas que quieren colaborar en los paseos de los perros, quizás para saltarse el confinamiento, ahora están parados los procesos de selección de este tipo de voluntariado.

Para los que quieran colaborar, hay otras formar de hacerlo, como nos indican desde Reborn, protectora de Barcelona donde recogen y educan sobre todos perros calificados como PPP y con problemas de conducta. “El voluntariado va mas allá de pasear e interactuar con animales, si de verdad alguien quiere ahora implicarse, puede hacerlo a nivel telemático. Hay tareas vitales como llevar las redes sociales para difundir y buscar desde adoptantes a donaciones para cubrir gastos, encargarse de preparar material y organizar cosas para recaudar... Aquí es también dónde se diferencia a la gente que usa ésto como excusa para saltarse el confinamiento o realmente muestra un interés y preocupación por la situación y el bienestar de éstos perros. De momento, al menos en nuestro caso, se necesita más ayuda económica que práctica, pues sin ferias ni eventos dejamos de tener ingresos vitales para mantener todo. El que quiera ayudar, puede hacerlo, hay muchas formas, y sin exponerse ni exponer al resto”, matiza Gemma Rovira.

Desde La Camada , en Guadalajara, insisten en que la ayuda económica ahora es fundamental. “También se ha limitado el voluntariado, una ayuda muy importante para los trabajadores. Hay mucha gente que se ofrece para ayudar y se agradece, aunque en este momento no se están haciendo nuevos voluntarios. Económicamente, se han reducido mucho los ingresos al no contar con los que provienen de eventos y mercadillos, y los gastos de alimentación y veterinarios siguen teniendo que cubrirse”, señala una de sus responsables, Ángeles Heras.