Cervezas Gran Vía pide paso en bares y restaurantes

El mercado español de la cerveza contará en breve con un nuevo miembro. La nueva marca será Cervezas Gran Vía y llevará por sello un precio muy competitivo que pretende ayudar a los hosteleros a sortear la crisis del coronavirus a base de eliminar elementos accesorios que encarecen el producto. Una idea a largo plazo que irá acompañada del compromiso de mantener durante cinco años los precios a unos niveles que, aseguran sus promotores, no se veían en España desde los años 90. El maestro cervecero Boris de Mesones, con más de 25 años de experiencia en el sector e innumerables galardones internacionales, dirige el equipo técnico que ha diseñado esta rubia 100% malta. España es una potencia cervecera, con un mercado que supera los 15.500 millones de euros y supone el 1,3% del PIB. Los responsables de la nueva marca, con fábrica en Alcalá de Guadaira (Sevilla), encuentran el dinamismo suficiente para acoger a un nuevo actor dedicado en exclusiva a la hostelería y la restauración.

La nueva marca aspira a competir en un mercado dinámico que supera los 15.500 millones de euros.