Playas de Arena Verde

Llenar las playas de arena volcánica verde, procedente de un mineral llamado olivino, es lo que pretende un grupo de investigadores norteamericanos con objeto de almacenar cientos de billones de toneladas de dióxido de carbono. Hay otros desarrollos parecidos, como la iniciativa islandesa de crear una solución antipolución a partir de formaciones de basalto, u otra inglesa consistente en evaluar si el polvo de roca del mismo mineral actúa como absorbente de CO2. El proyecto se llama Vesta, y comenzará a actuar sobre algunas playas que lucirán de verdemar eliminando toneladas de óxidos contaminantes.