A más aire acondicionado más calor

Vivir sin aire acondicionado en estos días de calor extremo es casi imposible. Pero los aparatos de refrigeración están en la diana del calentamiento global: consumen mucha energía y emiten hidrofluorocarbonos, gases de invernadero más dañinos que el CO2. Entramos así en un círculo vicioso: a más calor más aire acondicionado, que a su vez genera más calor.