Hidrosoluble, biodegradable y libre de residuos

Green Cycles es un material alternativo al plástico que se convierte en CO2, agua, sales minerales y abono natural

Imagen de la zona de producción de la empresa Green Cycles.
Imagen de la zona de producción de la empresa Green Cycles.Manuel BruqueEFE

Completamente hidrosoluble, biodegradable, compostable e inocuo. Así es el material que propone Green Cycles frente al problema de los plásticos y de los residuos. Tecnología española que se presenta como una alternativa al reciclaje porque, sencillamente, no necesita ser reciclado. Se disuelve en agua en poco tiempo sin dejar ningún resto ni microplástico; se desintegra en la tierra en pocos días; en menos de dos meses, se convierte en CO2, agua, sales minerales y biomasa, destacan sus responsables.

Y cuenta con diversas aplicaciones, desde bolsas de lavandería para hospitales y residencias, hasta bolsas para el comercio, envases de cosmética, pelotas de golf y hasta urnas funerarias. Participada por 32 accionistas mayoritarios, Green Cycles ha invertido, desde su nacimiento en 2006, más de 13 millones de euros en el desarrollo de su tecnología e instalaciones, que hicieron posible la fabricación del material que se ha convertido en la alternativa verde al plástico tradicional, y que elimina uno de los mayores causantes de la contaminación en la actualidad: la generación de residuos.