Salvar a las abejas

Abeja polinizando una flor
Abeja polinizando una flor FOTO: La Razón

La agricultura industrial, los plaguicidas tóxicos y la polución electromagnética están provocando la disminución, a pasos de gigante, de la población mundial de abejas, poniendo en peligro la polinización de las flores, la biodiversidad y la producción mundial de alimentos. El informe “Declive de las abejas” advierte que las poblaciones de estos insectos han disminuido en Europa un 25 %.

Pero no sólo las abejas. También los abejorros ( 46 % menos) y las mariposas, cuyo número se ha reducido a la mitad. El 84 % de los cultivos dependen de la polinización. Sin ella no hay alimentación natural. Plaguicidas, pesticidas, herbicidas tóxicos, la agricultura transgénica, los monocultivos industriales y las ondas electromagnéticas, 5G incluido, son responsables de este lento “abejicidio”, cuya importancia para el mundo es mayor de lo que parece.