«Seis acciones de cambio» para reducir el plástico en Mercadona

La «Estrategia 6:25» es la herramienta de la cadena de supermercados para impulsar la reducción de plástico en sus envases y la gestión de sus residuos

La cadena deja de utilizar 6.200 toneladas de plástico al año
con la eliminación de bolsas
La cadena deja de utilizar 6.200 toneladas de plástico al año con la eliminación de bolsasRoman_Soto@

Mercadona tiene un sueño y un compromiso medioambiental, y para hacerlo realidad ha desarrollado un plan estratégico con seis acciones de cambios a medio plazo, estas ya están siendo difundidas en todas sus tiendas y tienen como principal mensaje reducir el uso del plástico.

A fin de ver el cumplimiento de sus objetivos hasta 2025, la cadena creó su «estrategia 6.25», con la que multiplica sus esfuerzos para reducir el plástico en sus envases y la gestión de su residuos, un proyecto en el que ha invertido 140 millones de euros.

Garantizando la seguridad alimentaria y la calidad de los productos, desde principios de 2021 la multinacional ha eliminado el uso de todos los plásticos que no añadan valor, sustituyéndolo por otros materiales e incorporando plástico reciclado, para que todos sus envases sean reciclables.

El ambicioso plan ecológico se ha anclado en tres objetivos: reducir un 25% el plástico de los envases de marca propia; generar que todos los envases sean reciclables y reciclar todo el residuo plástico que se genera en las tiendas de todo el país.

El presidente ejecutivo de Mercadona, Juan Roig, marcó el compromiso de «dar el sí a cuidar más el planeta», un compromiso que lleva en marcha desde marzo de 2020 y que será el camino que marcará el futuro de la cadena y de muchas de sus acciones en los próximos años.

La compañía participa activamente en la Economía Circular, la alternativa que dicta las políticas ambientales que llegan desde Bruselas. Así, se ha comprometido a reciclar el 100% de los residuos que genera y ayudar a sus clientes a reciclar, aportándoles información útil en los envases, con pictogramas indicativos, y en las tiendas, a través de cartelería y nuevas papeleras.

La cadena de supermercados forma parte del grupo de empresas fundadoras de la Plataforma «Circular en acción», que persigue el desarrollo de proyectos, productos, sistemas y estrategias que contribuyen a impulsar el modelo de la Economía Circular en España, generando empleo e inversión duradera, más aún, en estos tiempos de recuperación económica.

Mercadona cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio y aplica los principios de la Economía Circular en muchos procesos bajo la premisa de hacer más con menos impacto. Este esfuerzo se concreta en impulsar una logística sostenible, la eficiencia energética, la producción sostenible y la reducción del plástico y gestión responsable de residuos.

El equipo de Mercadona, de forma conjunta, dedica los mayores esfuerzos dirigidos a «Seguir Cuidando el Planeta». Una de esas evidencias marcó un hito en 2019, cuando la cadena reforzó su inversión en medidas de protección ambiental con 44 millones de euros.

Desde entonces, Mercadona eliminó la bolsa de plástico de un solo uso en la línea de caja y fue sustituida por dos bolsas reutilizables y reciclables: una bolsa de papel y una bolsa de plástico reciclado procedente del embalaje de las tiendas.

En total, la compañía logra reciclar 220.000 toneladas al año de cartón y plástico (el 100% de los embalajes se usa) que tienen una segunda vida en la tienda- en forma de bolsas de caja o nuevos envases de cartón; como ya sucede con las bolsas que Mercadona recoge en las casas de los clientes , tras llevarle la compra «on line».

La empresa sostiene también que el compromiso con la Economía Circular y en el uso eficiente de los recursos naturales es un deber de todos.