Medio ambiente

Hostelería sostenible es saber convivir con los recursos locales

El sector, reunido en Madrid en el foro «Mezcla», desvela algunas de las claves para hacer ecofriendly el sector: desde consumir productos de cercanía a implantar paneles fotovoltaicos o aumentar el reciclaje

Empresarios, chef y hosteleros se reunieron en la cuarta edición de «MEZCLA 2022»
Empresarios, chef y hosteleros se reunieron en la cuarta edición de «MEZCLA 2022» FOTO: La Razón La Razón

Respeto, cuidado, compromiso y una convivencia con nuestro entorno, son algunos de los conceptos básicos en los que viene trabajando el sector de la hostelería en Madrid, las cuales fueron expuestas en la cuarta edición de «MEZCLA 2022», el foro a favor de la sostenibilidad organizado por la asociación «Hostelería Madrid». Y es que cuando hablamos de «sostenibilidad» en la industria muchas veces cometemos el error de asociarlo solo con la implementación de plantas en los hoteles o la ubicación de botes de basura con indicaciones de reciclaje, en ocasiones incluso pensamos que ser sostenibles implica usar solo productos orgánicos o veganos en los restaurantes, mitos que fueron desmentidos en la edición de este año.

De esta manera, el sector hostelero de Madrid volvió a reunir el 23 de mayo en “MEZCLA 2022″ para direccionar bases sólidas ante la «sostenibilidad», uno de los temas de agenda primordiales a nivel global, en un momento en el que la industria ya percibe índices claros de recuperación tras la pandemia.

«La sostenibilidad es un concepto que abarca mucho, que va desde la utilización de productos de cercanía hasta la gestión de residuos», dijo en el evento el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, desde donde también instó a trabajar por el «equilibrio», ya que consideró que las políticas sostenibles no deberían perjudicar el aspecto económico en agravio de los negocios.

Tras tres mesas de debate, de manera conjunta, los panelistas coincidieron en que las acciones hacia una sociedad más sostenible inicia con los pequeños actos, como las pequeñas acciones con los residuos en casa y la educación temprana, generando en los más jóvenes un vínculo de amor y respeto por el medio ambiente.

«Para personas como yo, quienes hemos crecido en medios naturales es más fácil entender cómo se trata al medio natural y como se convive con ellos», contó a la RAZÓN, Blanca Moreno, propietaria y directora del Hotel Molino de Alcuneza Relais & Châteaux.

«Es necesario entender que nosotros, a pesar de que ocupamos un espacio natural, lo hacemos con especial cuidado y, a través de nuestras actividades, también les enseñamos a nuestros huéspedes a conocer la biodiversidad que integran estos entornos». «Es importante que nuestros clientes sepan que está bien disfrutarlo, pero no alterarlo», aclaró.

Del mismo modo, reiteró la importancia de hacer uso de los recursos locales, ya que al usar productos que se encuentran en nuestro territorios no solo contribuimos a la economía nacional, sino también reducimos el uso de emisiones contaminantes propias del transporte. En este sentido, Moreno instó a reconocer que «nosotros somos los primeros responsables de hacernos cargo de nuestros residuos, pero también necesitamos que las autoridades nos den las herramientas para gestionarlos de manera correcta».

Para Relais & Châteaux como parte del ámbito de hoteles se está trabajando por evaluar los índices de sostenibilidad, con lo cual, el siguiente paso sería «implantar una norma» específica para su cumplimiento. Desde Molino de Alcuneza, cuentan con certificación «Biosphere Sustainable Lifestyle», desarrollan el control de consumos, un jardín vegetal comestible, un huerto para el servicio de restaurante, agua filtrada, paneles solares, uso de reciclaje, amenities reciclados, entre otros. Además, de trabajar en sostenibilidad social, porque «con nuestro desarrollo, estamos creando empleo, fijando terreno, pero lo más importante, estamos trabajando en cambiar la percepción de la población haciendo que un lugar no tan poblado también sea atractivo para el turista». Asimismo, como empresarios debemos trasladar a que «estas acciones no se queden en nuestros establecimientos, sino que también sean parte del trabajo diario con los colaboradores».

Precisamente uno de los factores que más salieron a relucir fue el tema económico, ya que es una realidad que la utilización de productos eco amigables siempre son un gasto adicional al consumo tradicional. «El trabajo que implica ser sostenible es un factor importante. A veces ser sostenibles nos supone un esfuerzo extra». Juan Diego Sandoval (Coque, dos estrellas Michelin), quien reconoció que, aunque las acciones sostenibles se relacionan a ser más caras «a largo plazo, es más rentable, es una inversión que se amortiza». «Para ser sostenible no hace falta decirlo, hay que hacerlo», dijo Morales, reiterando que para construir una cultura sostenible no se trata seguir una moda, sino hacerlo desde el corazón para dejar un mundo mejor al que tenemos, a pesar de los esfuerzos extras que estos pueden suponer.