La oficina del futuro: compartida y sostenible

El «coworking» es una tendencia actual que se impone

Impact Hub se instaló en España hace ocho años, y se ha convertido en una referencia en este tipo de oficinas dentro de nuestro país. Usa fuentes de energía 100% renovables y su plantilla es igualitaria
Impact Hub se instaló en España hace ocho años, y se ha convertido en una referencia en este tipo de oficinas dentro de nuestro país. Usa fuentes de energía 100% renovables y su plantilla es igualitaria

Nacieron como espacios para autónomos y «freelances»; una buena oportunidad para compartir oficina y trabajar fuera de casa y, además, aprovechar para hacer red de contactos. Desde que los espacios de «coworking» surgieran hace una década aproximadamente hasta hoy, que se encuentran a decenas por todas las grandes ciudades españolas, su esencia ha variado y se ha flexibilizado. Tanto que no sólo las grandes multinacionales se han interesado por abrir sus propios espacios de «coworking», sino que el sector inmobiliario ha decido apostar fuerte por este nuevo modelo de oficina, que sirve tanto para innovadores, como para autónomos o grandes empresas. Una de las firmas que se instaló en España hace ocho años fue Impact Hub, que además de ofrecer espacios de trabajo común pretende crear comunidad e impulsar el emprendimiento de impacto y la innovación. «No se trata del tamaño, lo que define que formes parte de una de estas comunidades es que desarrolles una actividad con contenido social», matiza Antonio González, director general de Impact Hub en Madrid. La red está presente en 50 países, a través de 105 centros y únicamente en la capital cuenta con tres espacios ya abiertos y uno en construcción. Una de las apuestas de estos espacios es la energía; el consumo eléctrico de los centros de Madrid provienen al 100% de fuentes renovable de la cooperativa Som Energia. Sin embargo, no es el único guiño a los cánones de la construcción sostenible y la creación de espacio amigables con las personas y el entorno. Por poner un ejemplo, el último centro que han abierto, en pleno barrio de Chueca, cuenta con una cafetería ecológica y los espacios se han mimado en términos de sostenibilidad por ejemplo con el uso de materiales, con salas con techos elaborados de esparto por artesanos o una cúpula fabircada a partir de mangueras recicladas. «En el ámbito de la igualdad de género Impact Hub cuenta con más de un 55% de mujeres en su plantilla. Además, durante 2017, ha donado 14.000 euros en especie a organizaciones que generan impacto social positivo contribuyendo así a impulsar el crecimiento de una comunidad de profesionales y empresas orientados a la innovación y el emprendimiento en clave de impacto», explican sus portavoces. Como la idea es crear comunidad, cada uno de sus espacios de «coworking» está alineado a unos de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.Pero es que no solamente se trata del espacio, se trata de crear comunidades empresariales con conciencia. Por eso montan cursos, dan formación y organizan «eventos con valor y proyectos de impulso al emprendimiento y la innovación, que se articula en torno a una comunidad de empresas, organizaciones y profesionales multidisciplinares con enfoque o interés en el impacto. Por ejemplo, hace poco hemos tenido un desfile de moda sostenible, un foro de debate sobre periodismo en positivo y un Lab Rural sobre como fomentar el empleo en las zonas rurales desde la innovación», explican desde Impact Hub. Síntoma de que algo estarán haciendo bien es que cuentan con la certificación B Corporation, que reconoce el cumplimiento de estándares sociales, ambientales, de gobierno y transparencia por parte de las empresas.

Consejos para evitar el calor sin usar aire acondicionado

Según los datos del I Barómetro de la Energía de Junkers, hasta un 52% de los españoles afirma que no cuenta con un aparato de aire acondicionado en sus hogares. Pues bien, otro estudio afirma que el 70% de los españoles pasa calor en su casa y más de la mitad tiene problemas con el sueño debido a las altas temperaturas. El dato es de Cuida tu casa –la iniciativa de la industria y el comercio especializado en la reforma para mejorar el confort y el bienestar en el hogar, puesta en marcha por la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (ANDIMAC)–, que, además, ofrece tres consejos sencillos para combatir las altas temperaturas sin innecesarios derroches de energía: Bajar persianas: evitar que el sol entre de lleno por las ventanas sobre todo en las zonas que se encuentre más expuestas al sol. Ventilar a horas clave: es recomendable ventilar las casas o bien a primera hora de la mañana, con la fresca; o bien por la noche, cuando el calor deja de ser tan sofocante. Gestionar bien la electricidad: los aparatos electrónicos desprenden calor mientras están siendo utilizados, por eso es tan importante controlar su funcionamiento. Se recomienda desenchufarlos cuando no se vayan a utilizar, lo que reduce el consumo eléctrico y evita el consecuente incremento de la temperatura. Asimismo, y por evidente que pueda parecer, conviene apagar las luces de las habitaciones vacías, aprovechar la iluminación natural para no tener que requerir luz artificial y sustituir las bombillas tradicionales por unas de LED, que ayudan a reducir el gasto y no desprenden calor. El país con más coches eléctricos

Según Steffen Kallbekken, director de investigación del Centro Internacional de Investigación Climática y Ambiental (CICERO, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Oslo, Noruega es el país con el mayor número de autos eléctricos per cápita en el mundo. Así lo dice en un artículo publicado en el portal especializado Climate Change News del que se ha hecho eco la prensa española. Solo en 2017 más del 50% de los automóviles nuevos vendidos en 2017 fueron híbridos eléctricos o enchufables. La competitividad económica de los coches eléctricos y la conciencia ambientalista de la población de este país nórdico han aumentado la demanda de este tipo de vehículos hasta cifras inverosímiles en otras zonas de Europa (incluida España), según los investigadores.