Jeep se electrifica

La fábrica italiana de Melfi, perteneciente a FCA, celebra su 25 aniversario convirtiéndose en la cuna de esta tecnología para marcas como la americana o Fiat

Jeep

La de Melfi es una planta de producción del Grupo Fiat en Italia que este mes de octubre ha cumplido su veinticinco aniversario, una celebración que ha servido para mostrar cómo está instalación se convierte en la cuna de la electrificación de las marcas del Grupo Fiat. Melfi ha exhibido cómo se prepara para la electrificación a través de la Plant Academy, una instalación innovadora que podría exportarse a otros centros de producción de FCA, que da formación a los empleados que ya empiezan a fabricar las pre-series, las primeras pruebas en la línea de montaje, de los Jeep Compass y Renegade dotadas con el primer sistema híbrido enchufable del Grupo automovilístico italoamericano. El hito está acompañado por el hecho de que el Compass, en sus configuraciones de propulsión convencional, desde 2016, su fecha lanzamiento, y hasta ahora fabricado únicamente en México, va a ser producido en Melfi desde principios del próximo año para satisfacer la fuerte demanda que en el mercado europeo está teniendo este modelo. Con el lanzamiento de la nueva versión híbrida enchufable, el Compass aspira a superar el récord de 2018, con más de 78.000 matriculaciones en la región EMEA (Europa, Oriente Próximo y África), que le situó como el modelo Jeep más vendido en Europa. Ubicada en la localidad de Basilicata, la planta ha producido más de 7,4 millones de automóviles desde 1994 y se prepara para concentrar la electrificación del grupo, empezando por este Compass enchufable, al que se suma el más pequeño Renegade (desde 2014 se han fabricando en Melfi más de 900.000 unidades), para un poco más tarde sumarse el Fiat 500X, que comparte el sistema de Jeep.

La fabricación de estos modelos en Melfi en la nueva línea de híbridos forma parte de un plan general de inversión mucho más amplio, que incluye 13 modelos completamente nuevos o renovados y el lanzamiento de un plan de electrificación, con 12 versiones eléctricas de modelos nuevos o ya existentes.

Así, en la planta de Mirafiori en Turín se albergará la producción del Fiat 500 BEV, totalmente eléctrico, y en la de Módena los modelos Maserati híbridos y eléctricos de batería. Otros planes incluyen la producción del Ducato Electric y el nuevo Alfa Romeo Tonale en fábricas italianas.

La estrategia de FCA no es sólo electrificar la gama, respetando las pautas marcadas por cada marca, sino también crear un equipo de e-Mobility para coordinar todas las actividades relacionadas con la movilidad eléctrica, creando un ecosistema completamente nuevo para que sea competitivo y sostenible, lo que ha requerido firmar acuerdos con socios como Enel X, Engie, Terna, Transatel, Lexis Nexis y Generali. Pilar fundamental de la estrategia de electrificación es la Plant Academy de Melfi, creada en 2015 como un caldo de cultivo experimental de ideas y una "fábrica de talento" centrada en el desarrollo del potencial individual. En la formación de la Academy se alternan aula, simulación, verificación y aplicación práctica, y cada año, según los planes económicos y de producción del Grupo, la dirección de la fábrica establece los objetivos comerciales y luego el personal de la Plant Academy define cursos de formación.