“Es un sinsentido que el rent a car tribute en el régimen general”

Entrevista a José Luis Sanz Redondo, presidente de Aneval, asociación nacional que agrupa a los cinco grandes exponentes del rent a car en España

El rent a car no es ajeno a las legislaciones de las administraciones locales y autonómicas en materia de emisiones, algo que les obliga a tener su flota parada hasta que lleguen los distintivos ambientales. Pero para el director corporativo de Aneval, la asociación que agrupa a los cinco grandes exponentes del rent a car en España, José Luis Sanz, hay una situación más preocupante: el agravio comparativo con el sector turístico en materia de IVA.

-¿Por qué un IVA reducido para el rent a car?

-Es una demanda histórica del sector y no tiene sentido que nuestra actividad tribute en el régimen general cuando somos movilidad para el turismo. El 90% de las contrataciones de paquetes turísticos incluyen el transporte de pasajeros, alojamiento y alquiler de vehículos, es decir, dos servicios que están gravados al 10% y otro al 21%. Un sinsentido, si pensamos que el rent a car es transporte y un medio para llegar a zonas donde no se puede llegar de otra manera, actuando como distribuidor territorial del gasto y de la riqueza.

-¿Cómo afectan a las alquiladoras las limitaciones al tráfico locales?

-Están suponiendo trabas para la operativa del rent a car, ya que desconocen cómo funcionamos, a lo que se suma que cada comunidad saca su propia ley y distintivo medioambiental. Primero fue la pegatina de la DGT en Madrid y después el MELIB en Baleares para los eléctricos, un auténtico caos de adhesivos que convierte a los parabrisas en álbumes de cromos. Así, mientras en Madrid es obligatorio lucir el distintivo ambiental de la DGT, en Cáceres, por ejemplo, no lo es. Esto nos obliga a poner los distintivos en todos los vehículos, con la pérdida de tiempo y de dinero que supone tener la flota parada hasta que llega la pegatina para cada vehículo. ¿Para qué tenemos el lector automático de matrícula?

-¿Cómo les ha afectado la Ley de Cambio Climático balear?

-Esta normativa obliga a que en 2020 el 0,6% de la flota de los rent a car sea eléctrica, así como el 2% de nuestras compras. Las flotas de las alquiladoras son dinámicas, por lo que un coche que hoy duerme en Mallorca mañana puede hacerlo en Sevilla. El Govern exige a las compañías de alquiler informar de la variación de la flota a través de un formulario vía correo electrónico, una medida inoperativa en comparación con la informatización de este sistema si tenemos en cuenta que se pueden producir varias actualizaciones de las flotas al día. Además, no hay puntos de recarga suficientes en el archipiélago para dar servicio al volumen de eléctricos exigido para cumplir con la Ley, lo que puede provocar una mala imagen frente a los turistas que alquilen estos modelos. Por otro lado, esta normativa puede dejar fuera a pequeñas y medianas empresas que no tengan el músculo financiero necesario para hacer frente a estas adquisiciones.

-¿Cómo ven el alquiler entre particulares?

-Igual que con el carsharing, consideramos que toda competencia es buena, ya que nos hace superarnos, pero todos debemos tener las mismas reglas del juego. Es un agravio comparativo que esta actividad no esté regulada. Nosotros cumplimos con normativas en materia de seguridad, responsabilidad e impuestos, mientras que el alquiler entre particulares vive en una especie de limbo legal. Y esto a quien perjudica en última instancia es a los usuarios.