Actualidad

Mini crea la versión deportiva John Cooper Works GP, limitada a 3.000 unidades

Incorpora un motor que rinde 306 cv y detalles de pura competición

La marca británica Mini presentará mañana en el Salón del Automóvil de Los Ángeles el John Cooper Works GP, que recoge los genes de la competición y que tendrá una producción limitada a 3.000 unidades. Este modelo representa la continuación de la versiones limitadas John Cooper Works GP que se lanzaron en 2006 y 2013. Además, se inspira en los logros de la marca en las diferentes competiciones del mundo del motor. En la parte exterior, este automóvil tiene un frontal plano con un gran faldón delantero, así como unos faros elípticos y una parrilla hexagonal del radiador. Igualmente, este coche incorpora un gran alerón de techo que refuerza la deportividad y mejora la aerodinámica. Como detalles destacados, el John Cooper Works GP tiene detalles Chili Red de brillo intenso y Rosso metalizado mate, al tiempo que utiliza materiales ligeros como la fibra de carbono que mejora la relación entre peso y potencia. El vehículo, que cuenta con llantas de 18 pulgadas, incorpora un habitáculo en el que destaca un puesto de conducción con cuadro de instrumentos digital independiente de la columna de dirección con información relevante. Mini ha utilizado las últimas técnicas de producción en este modelo, como la impresión 3D. Además, el coche no tiene asiento trasero, como en los modelos anteriores, en línea con el objetivo de reducir al máximo el peso total.

El Mini, con un motor que rinde 306 cv, acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y firma una velocidad máxima: 265 km/h. El cambio Steptronic de 8 velocidades incorpora bloqueo mecánico del diferencial para el eje delantero.