Cataluña prepara un impuesto especial para los vehículos más contaminantes

Un coche que emita 150 gramos deberá pagar 44,5 euros el año que viene

Si usted vive en Cataluña y posee un coche que emita 120 gramos o más de emisiones a la atmósfera, que son la mayoría de los que circulan movidos por gasolina o gasóleo, vaya “preparando la cartera” para pagar un nuevo impuesto que prepara la Generalitat para el año que viene y que se calcula afectará a 3,6 millones de automóviles matriculados en una de las cuatro provincias.

Este nuevo impuesto, creado a través de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat, está siendo ultimado por los servicios jurídicos del Govern para eliminar carencias legales que puedan anular su aplicación. Tendrá un periodo de autoliquidación entre el 1 y el 20 de noviembre del próximo año 2020, pero afectará a los coches que hayan circulado ya en este año.

Para los que hayan circulado este año 2019 la tasa se aplicará a quienes superen los 120 gramos. Pero para el año 2020 se rebaja la cantidad de emisiones, se aumenta la dureza de las tasas y deberán cotizar todos los vehículos que superen los 95 gramos. Es decir, la casi totalidad de los que no sean eléctricos o híbridos.

Según las tablas en preparación que se han filtrado, un automóvil que emita 150 gramos tendrá que pagar 17,5 euros por el año 2019, cantidad que se elevará hasta los 44,5 euros el año que viene. El impuesto afectará tanto a turismos como vehículos comerciales o industriales.