El Gobierno impondrá un impuesto de matriculación a los nuevos coches ecológicos

Los híbridos, incluidos los enchufables, ya no estarán exentos del pago. Sólo el coche cien por cien eléctrico conservará la matriculación gratuita. Gobierno y fabricantes mantendrán el lunes una reunión para fijar las nuevas tasas y analizar el futuro del sector. Las ventas pueden caer un 20%

Si viajas el Puente de los Santos revisa la batería para no quedarte tirado
ZipiEFE | EFE

El próximo lunes 2 de marzo los fabricantes e importadores de automóviles, representados por la patronal Anfac, han sido citados en la Moncloa donde serán recibidos por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la Vicepresidente y Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para comunicarles la nueva política del Gobierno en materia de fiscalidad del automóvil que implica un fuerte incremento de las tasas sobre las adquisición de vehículos nuevos. Una medida que, según los fabricantes, hundirá las cifras de ventas de este ejercicio.

Los planes del Gobierno prevén incrementar la fiscalidad de los automóviles por la vía de extender el impuesto de matriculación a todos los vehículos nuevos. En la actualidad, están exentos del pago de este impuesto los automóviles que emitan menos de 120 gramos de CO2 a la atmósfera. Los planes del gobierno Sánchez es que este impuesto se extienda a todos los vehículos matriculados nuevos, salvo los eléctricos.

Se calcula que actualmente sólo pagan un 30% de los coches matriculados nuevos por exceder la medida de 120 gramos. Es decir, unos 300.000 automóviles al año aproximadamente. Con la modificación que prepara el Gobierno, el 99% de los coches nuevos pagarán impuesto de matriculación. Sólo se verán exentos de esta tasa los vehículos eléctricos puros, que representan actualmente únicamente el 0,9% del total de matriculaciones.

Según algunas fuentes de los fabricantes consultadas por LA RAZON, una elevación de impuestos sobre la adquisición de un coche nuevo provocará una recesión en el mercado que podría estimarse en un 20% de las ventas. Si el mercado español ya estimaba para este año una caída del 5% aproximadamente, la nueva medida podría acarrear un descenso de ventas superior al 20%, lo que situaría al mercado español entorno a las 800.000 unidades anuales. Un nivel similar al de los años de la crisis.

A cambio de esta modificación de los impuestos sobre el automóvil, los fabricantes plantearán al gobierno diferentes medidas para disminuir el efecto negativo de este enfoque. Entre las iniciativas que Anfac llevará en su cartera destacan las siguientes ideas: un plan Prever de ayudas al achatarramiento de los coches más viejos, ya que se calcula que el 15% del parque más antiguo emite el 50% de los gases contaminantes a la atmósfera provenientes de la automoción; neutralidad tecnológica, de forma que se midan las emisiones de cada automóvil sin discriminar el tipo de combustible que utilicen y un plan para la promoción del coche eléctrico.

Este último plan contempla no sólo con incentivos a la compra, sino además un IVA cero, como ya ocurre en Canarias y la no obligatoriedad de achatarrar un coche viejo a la hora de recibir las ayudas ya que, por el momento, el eléctrico es un segundo coche de familia ya que las infraestructuras de carga dificultan su utilización en largos recorridos. Y por ello, las familias no quieren renunciar al automóvil con motor de combustión interna. En esta misma línea, los fabricantes pedirán incrementar las infraestructuras de carga sin las cuales es imposible el desarrollo del coche eléctrico. Se calcula que el número de cargadores rápidos actualmente no llega a los cinco mil puntos cuando los planes iniciales hablaban de 85.000 puntos de carga para este año.

La reunión debía haberse celebrado hoy miércoles, pero se ha pospuesto hasta el lunes al estar la agenda de Sánchez ocupada con la reunión de la mesa con Cataluña.