El sector del motor pide un nuevo plan Prever dotado con 300 millones

Serviría para relanzar las ventas de coches y su efecto locomotora sobre el resto de la economía española. Además, quiere una línea de crédito especial

Economía/Motor.- Las ventas de coches en Italia suben un 2,17% en noviembre, con más de 150.500 unidades
LAPRESSE/NICOLÒ CAMPO

Las principales asociaciones empresariales de la industria del motor han pedido a la ministra de Industria, Reyes Maroto, el establecimiento de un plan de ayudas para la renovación del parque automovilístico nacional con un volumen de inversión de 300 millones de euros. Este fondo servirá para relanzar las ventas de automóviles y se complementaría con otras ayudas de volumen similar que aportarían las propias marcas.

Este es uno de los puntos de un ambicioso plan de choque que han remitido en un documento al Gobierno. Un programa encaminado a poder afrontar la situación creada por la crisis del coronavirus. Entre las medidas se contemplan algunos otros puntos importantes como pueden ser la extensión de los ERTE de fuerza mayor, el aplazamiento del pago de impuestos y la creación de una línea ICO específica para el sector.

Las ayudas, que podrían aplicarse a cualquier vehículo independientemente de su tipo de motorización, vendrían a sustituir al Plan Moves que hoy en día está limitado a los vehículos de energías alternativas. No obstante, fabricantes concesionarios, talleres y otros subsectores piden que se dé un impulso al programa de instalación de cargadores rápidos de energía para los coches eléctricos, ya que la actual infraestructura es muy escasa.

En un documento de nueve páginas los firmantes solicitan que los ERTE de fuerza mayor actuales se amplíen hasta después del estado de emergencia ya que se van a tardar varios meses hasta regresar a la situación anterior a la pandemia. Pasará tiempo hasta que se recupere la demanda y se normalice la fabricación de componentes.

No al impuesto de circulación

Exponen los empresarios que otro de los problemas a los que se enfrentan las empresas es la falta de liquidez de las sociedades, por lo que en el plan contempla la posibilidad de aplazar la liquidación de impuestos y de las de cotizaciones sociales. También se estudia la posibilidad de eliminar el impuesto de matriculación y que sea sustituido por una tasa que grave a los vehículos más contaminantes.

A fin de poder dotar a las compañías de efectivo para afrontar los pagos urgentes, se plantea la creación de una línea especial ICO singular para la automoción, como se ha hecho con el sector turístico. Los presidentes de las principales asociaciones empresariales del sector (Anfac, Ganvam, Faconauto y Sernauto) firmantes de esta carta, han solicitado a Reyes Maroto una cita en su departamento para ir avanzando en este plan propuesto y en la actividad en el sector del motor, que genera en España más del 12% del PIB y da trabajo al 9% de la mano de obra española.