¿Estamos en el mejor momento para comprar un coche nuevo?

Todas las marcas hacen ofertas muy tentadoras para captar los pocos clientes que llegan a los concesionarios. Los fabricantes tienen un “stock” de unos 200.000 coches que tienen que dar salida

Estamos ante uno de los momentos más favorables para poder adquirir un coche nuevo en condiciones verdaderamente ventajosas. Tras dos meses de ventas nulas y un panorama económico desolador a corto y medio plazo, todas las marcas se han lanzado a realizar ofertas especiales para captar a los pocos clientes que llegan a los concesionarios para comprar un coche nuevo. Condiciones especiales, carencia de varios meses en el pago de los plazos, extensión de garantía y descuentos de hasta un 20% son habituales en los concesionarios. Se calcula que los fabricantes han acumulado mucho almacén de vehículos ya que, aunque las fábricas han pasado un mes y medio aproximadamente, la caída de ventas de marzo y abril, estimada en el 96% en este último mes, han provocado que en las campas españolas se acumulen en torno a unos 200.000 vehículos terminado a la espera de comprador.

Si ya en las dos últimas semanas de marzo los precios descendieron en un 6% como media, los descuentos se han multiplicado en mayo hasta ser habitual una rebaja del 20% si se accede a la financiación a través de la financiera de la marca. Todo para poder captar al cliente que llega a los concesionarios, porque la realidad es que la venta por internet aún no ha cuajado en el sector del motor. Las empresas han notado un incremento de las consultas en la web superior al 30%, pero esta subida no se ha reflejado en la venta directa, ya que el automóvil es un tipo de producto que el cliente quiere ver personalmente antes de la adquisición. Y la valoración del coche usado como parte de pago es otra gestión que necesita una presencia en el punto de venta. Por eso, al estar los concesionarios cerrados, las ventas en estos dos últimos meses han sido casi anecdóticas.

La caída de otros mercados, como el de los coches de alquiler por la crisis del turismo, han metido más presión en las marcas, que necesitan dar salida al “stock” acumulado, que les cuesta cada día, además de los costes financieros del inmovilizado, el alquiler del local donde estén guardados los vehículos. Por ello, todos han realizado un esfuerzo comercial que puede convertirse en una oportunidad única para adquirir un coche en inmejorables condiciones. Y no sólo en coches, sino también en motos.

Hay que tener en cuenta que el mercado del automóvil atraviesa uno de los momentos más críticos de este siglo. Al hundimiento de las ventas en la segunda quincena de marzo que superó el 90%, se une las cifras de abril, con sólo 4.511 vehículos matriculados, lo que supone un descalabro del 96,3% frente a lo vendido en el mismo mes del año pasado. Y las estimaciones para mayo son de una caída superior al 80%. Todo ello en unos meses considerados como los más fuertes en ventas del año.

Muchas promociones

Las opciones más corrientes, puestas en marcha por la mayoría de los fabricantes, son ampliación de garantía a plazos más amplios, hasta 36 meses, y la posibilidad de no comenzar a pagar el coche nuevo hasta el otoño. Es decir, los tres o cuatro primeros meses de carencia, además de ofrecer unos tipos de interés muy cercanos al 0. Se trata con ello de vencer la resistencia natural del cliente en estos momentos en donde el índice de confianza de los consumidores está por los suelos ante las dificultades económicas derivadas de la caída de diez puntos del PIB, la subida de la prima de riesgo y el incremento de los desempleados por despidos o por los Erte. Precisamente por ello, marcas como Hyundai o Kia ofrecen el seguro de paro, por el cual la marca se hace cargo de doce mensualidades en el caso de que el cliente pierda su puesto de trabajo. Otras, como Mazda, VW, Skoda, Audi o Toyota, ofrecen gratuitamente a los clientes de la marca una limpieza y desinfección de sus vehículos y entrega del coche en el domicilio del propietario.

Pero yendo al plano meramente económico, encontramos varias iniciativas interesantes como la fórmula de Volkswagen para adquirir un coche sin entrada, pero pagando sólo 20 euros al mes durante los primeros siete meses. O los descuentos de Seat, que ofrece equipamiento más elevado al mismo precio o una promoción especial que incluye una rebaja de 3.000 euros en unidades en almacén y con entrega inmediata. Por otra parte, ha establecido días de descuentos especiales justo en este fin de mayo donde ofrece rebajas entre once mil u dieciocho mil euros en modelos como León, Ateca, Tarraco y Alhambra, además de promociones importantes para dar salida al mercado de coches de ocasión en manos de los concesionarios.

Renault no quiere quedarse atrás y por ello las promociones pueden llegar hasta los 7.500 euros, además de regalar un año de seguro. La marca del rombo ha hecho un esfuerzo para aumentar la venta online, pero también para crear nuevas fórmulas comerciales, como un contrato de alquiler del turismo adaptado a sus necesidades: a un plazo entre 36 y 48 meses y niveles de kilometraje recorridos entre diez y veinte mil kilómetros. Pero tal vez la oferta más generosa es la de Fiat, con descuentos de hasta el 33% en unidades limitadas que están en “stock”, pero que abarcan un buen número de modelos de las firmas del grupo FCA. O la posibilidad de disfrutar de un compacto para ciudad por 4 euros diarios, ahora que muchos quieren prescindir del transporte público para así desplazarse en un coche propio.