Las «furgo» están de moda para viajar

La crisis sanitaria ha concedido una nueva «vida» a los vehículos de esta clase “camperizados”. A la venta desde 26.000 euros

Toyota Proace Verso Camper
Toyota Proace Verso CamperToyotaToyota

La crisis del coronavirus cambiará el mundo para siempre y el sector del motor no es ajeno a estas tendencias que se están produciendo. El temor al contagio en el transporte público y a viajar de forma convencional hospedándose en hoteles y demás está provocando que una categoría del mercado de automóviles esté experimentando un interés inusitado que hasta hace unos meses apenas alcanzaba un pequeño porcentaje. Se trata de los vehículos camperizados, las «furgo» de toda la vida adaptadas a un estilo de vida que ofrece múltiples posibilidades para dormir, asearse y hacer vida en familia o con amigos. Además, en los últimos años esta clase de vehículos considerados comerciales habían obtenido una vía mayor de negocio para cubrir el hueco que, poco a poco, habían dejado los monovolumen, eso sí, a un menor precio y con la misma capacidad. Esta clase de vehículos están impulsados por motores potentes, eficientes y en muchos casos están equipados con transmisión automática e incluso suspensión neumática y tracción total para poder adentrarnos en zonas lejos del asfalto y no tener problemas a la hora de salir.

Citroën Berlingo Tinkervan
Citroën Berlingo Tinkervan FOTO: Citroën Citroën

Al aire libre

Un ejemplo del interés que ha despertado esta categoría del mercado es el nuevo Citroën Berlingo preparado por el especialista en actividades de ocio al aire libre Tinkervan, una compañía con sede en Huesca. El Berlingo by Tinkervan puede equipar elementos como un colchón viscolástico, calefacción auxiliar con programador y kit de altura, mesa plegable, nevera de 31 litros, ducha de 10 litros y toldo. La modularidad es la clave para este tipo de coche.

En apenas unos minutos, un vehículo con capacidad para cinco pasajeros puede transformarse en un camper totalmente preparado para pasar tres días en plena naturaleza. En su configuración más aventurera, el habitáculo puede convertirse tanto en un dormitorio sobre el maletero y la fila trasera como en un salón-comedor, gracias a la mesa plegable. Eso sí, la instalación es fácil de realizar, pero no se puede esperar que sea un proceso rápido, sobre todo, a la hora de montar la cama, ya que hay que plegar asientos y demás.

Gracias a su batería auxiliar de AGM con inversor de 12 V a 230 V, que se recarga automáticamente con el funcionamiento del vehículo, el Berlingo by Tinkervan cuenta con autonomía total en electricidad y calefacción. Por esto no tendremos que preocuparnos. El coche está basado en las versiones XL Shine con Pack XTR del Berlingo y añade elementos como dos flexos LED y una luz LED de doble intensidad, que permite jugar con la luminosidad del habitáculo. Además, incorpora tomas de 12 voltios y puertos USB repartidos por todo el interior.

Dormir en el techo

Otro ejemplo es el que ofrece el nuevo acabado de la Toyota Proace Verso Camper, que incorpora un nuevo tipo de techo elevable, con apertura delantera panorámica para conseguir una mayor visibilidad, nuevos cierres más sencillos y fáciles de utilizar y una estructura de cama de 2 x1,30 metros con somier con discos flexibles ergonómicos y colchón.

Esta nueva variante incluye bases giratorias de los asientos delanteros, una nevera de mayor capacidad (40 litros), y un módulo extraíble de cocina y fregadero que ofrece la opción de utilizarse tanto en el interior como en el exterior del vehículo. También aporta de serie elementos como calefacción auxiliar de gasoil, programador y kit de altura, portabicicletas, toma exterior de 220V o un toldo.

Muchos estarán planteándose las vacaciones con vehículos de este tipo y lo cierto es que sus precios son más asequibles de lo esperado, ya que podemos encontrar el Berlingo con un precio que arranca en 26.000 euros.