“Hay que sustituir medio millón de coches viejos”

El director general de Seat, Mikel Palomera, es optimista cara a las ventas del último trimestre del año

Mientras los planes Renove y Moves puestos en marcha por el Gobierno lograrán que se achatarren unos diez mil coches viejos, la realidad es que el parque automovilístico nacional tiene necesidad de renovar medio millón de automóviles obsoletos y contaminantes, según las cifras que maneja el director general de Seat, Mikel Palomera, que animó a las autoridades a realizar más esfuerzos en este sentido.

Palomera explico que, tras el estado de alarma y el confinamiento, las ventas se dispararon en los meses de junio, julio y agosto. Quizás por la demanda embalsada durante los meses de encierro. Pero la realidad es que el mercado subió en los meses señalados. Una tendencia que, en su opinión, se mantendrá en el último trimestre de este ejercicio gracias a los planes de incentivos para la compra de coches nuevos y por la entrada en enero de un nuevo reglamento de emisiones WLTP para los turismos que posiblemente eleve el precio de los vehículos. Por ello los clientes adelantarán su decisión de compra para ahorrarse dinero.

El directivo de Seat criticó el mal reparto de fondos del plan Moves, que está provocando que, mientras algunas CCAA aún no han activado el plan, en otras como Madrid ya se estén agotando los fondos. Sobre el tema de la falta de infraestructura de recarga para la promoción de los coches eléctricos, opina que el número de puntos de recarga se irá incrementando según vaya evolucionando el mercado y los coches electrificados ya suponen el 4% de las matriculaciones. Por ello, grandes empresas como Iberdrola, Repsol, etc… van a volcarse en crear instalaciones de recarga.

Por último comentó, desde su experiencia comercial en Seat, que se ha incrementado el tráfico de información a través de sistemas telemáticos y por ello se están potenciando a través de la informática ciertas partes del proceso comercial para la compra de un coche. Todo el proceso de compra y el pago es posible hacerlo por internet, pero la realidad es que el cliente sigue yendo al concesionario de la marca para rematar el proceso y hacer el pago del vehículo. Si que se nota, por otra parte, que los clientes cuando llegan a la concesión, tienen una información muy exacta del producto que quieren y van con clara intención de cerrar la adquisición.