Tomás Villén: el futuro es eléctrico, pero hay que aumentar las infraestructuras de recarga

España, con menos de ocho mil puntos de recarga, está a la cola de Europa en infraestructuras de movilidad eléctrica

La necesidad de crear una red de puntos de recarga para que los usuarios puedan reponer sus baterías es fundamental para el desarrollo de la movilidad eléctrica en nuestro país, en opinión del Director General de Porsche Ibérica, Tomás Villén. Esta compañía, que en 2016 vendió un 4% de sus vehículos electrificados, pasó al 33% de electrificados en las ventas del año pasado y sus previsiones son llegar al 63% en 2023 y que en el año 2028 esta proporción se eleve hasta el 89%.

En el acto de presentación del Porsche Taycan, el nuevo modelo totalmente eléctrico de la firma alemana, Villén indicó que el consumidor pide movilidad eléctrica y el legislador también lo programa a través de la normativa de la Unión Europea. Incluso, en España se ha programado llegar a los cinco millones de vehículos electrificados en el año 2030. Pero para ello deberá aumentar el número de puntos de recarga. “El desarrollo de cargadores es un problema de interés público”, comentó. En un futuro próximo las aproximadamente 1.100 gasolineras españolas que venden más de cinco millones de litros de carburante deberán instalar al menos un cargador de 150w de potencia.

España, a la cola de Europa

En este último trimestre, España apenas ha registrado 272 nuevos puntos de recarga públicos, alcanzando una infraestructura de recarga pública total de 7.879 puntos. El ritmo de crecimiento de electro-movilidad en España es insuficiente y todavía muy inferior al de otros países, pues ocupamos la última posición del ranking europeo.

Según los datos de la asociación de fabricantes Anfac, en los tres últimos meses nuestro país sólo crece 9 décimas y alcanza los 15,7 puntos sobre 100, lo que aumenta la brecha de diferencia en 13 puntos respecto a la media de la Unión Europea, que registra 28,9 puntos. España necesita reforzar el fomento de la instalación de puntos de recarga, como se está realizando en otros países de Europa, donde cabe destacar a Noruega (173,5 puntos) que encabeza el ranking europeo y crece más de 20 puntos en este último trimestre o Hungría que sube hasta la cuarta posición gracias al aumento de infraestructura de recarga rápida.

En opinión de los fabricantes, estos datos evidencian la necesidad de poner en marcha las medidas establecidas y consensuadas en el Plan de Impulso a la Cadena de Valor del Sector de Automoción para acelerar la infraestructura de recarga, tanto en vías interurbanas y vías urbanas, eliminar las trabas administrativas y permitir, de esta manera, que el aumento de demanda de vehículos eléctricos se consolide. Creen que debemos seguir avanzando hacia una mayor electrificación del parque automovilístico español al igual que están realizando otros países de nuestro entorno, como Italia, Francia o Alemania.