Fernando Simón: “Los accidentes de tráfico son una pandemia”

En una entrevista concedida a la revista de la DGT, “Tráfico y Seguridad Vial”, afirma que "Son una pandemia. Con brotes y con curvas”

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, señala en la entrevista que “la moto es el transporte más ágil, que me permite moverme mejor y con el que me siento más libre... pero para viajes largos, cada día me cuesta más”. Sobre los accidentes de tráfico y la idoneidad de denominarlo pandemia responde "Pensamos que la palabra pandemia o epidemia solo está asociada a enfermedades infecciosas, pero no es cierto. En la mayoría de los casos sí, pero ha habido en el mundo pandemias o epidemias asociadas a otro tipo de riesgos, como el hambre. Entiendo que sí podríamos estar ya en una pandemia por accidentes de tráfico que con sus subidas y bajadas sí que tienen períodos epidémicos. En España tenemos períodos epidémicos estacionales. El aumento de accidentes en los períodos de salida y regreso de vacaciones de verano, en Navidad… técnicamente se pueden considerar brotes. A nivel global estamos en fase ascendente en ese proceso epidémico de los accidentes de tráfico. En España me costa que estamos descendiendo progresivamente, y podemos decir que estamos en fase de control de esa epidemia.

Por su parte, a la pregunta de Mercedes López, autora de la entrevista, también hizo un paralelismo entre el uso de mascarilla, gel, distancia de seguridad, y el “ponte el cinturón”, “mantén la distancia de seguridad”. “Desde luego hay mucha relación. La gente piensa que todo es cuestión de una entidad externa, una institución, una autoridad… Es verdad que las autoridades tienen su responsabilidad en el control y reducción de riesgos, para eso precisamente existen. Hay que exigirles el máximo, pero no podemos, por exigirles a las instituciones, dejar de exigirnos a nosotros mismos. Hay una parte que corresponde a cada persona y nadie puede pensar que la responsabilidad es siempre de otros. Hay que asumir la responsabilidad de cada uno y hay que ser coherentes, sensatos y adultos”.

Finalmente, sobre cómo convencer a los jóvenes para evitar los contagios comentó: “No es que los jóvenes no sean responsables, no creo que piensen que a ellos no les va a pasar. Es verdad que, por sus condiciones físicas, su rapidez de reflejos, por haber vivido menos situaciones de riesgo, pueden prever menos estas situaciones, y eso a veces les lleva a exponerse a riesgos innecesarios y a accidentes. Hay que empezar desde pequeño a que la gente entienda la responsabilidad que tiene cuando se saca su carné de conducir y empieza a utilizar un vehículo, que de hecho es una máquina potencial de hacer mucho daño a muchas personas. Al margen de que se hagan campañas específicas también hay responsabilidad social. Los entornos de los jóvenes también tienen que ayudar a estos a entender los riesgos, amigos, familiares...”, terminó.