UX 300e: el primer cien por cien eléctrico de Lexus

Tiene una autonomía de 315 kilómetros. A la venta en España desde 43.000 euros con ayudas del Plan Moves

La marca de lujo del Grupo Toyota lanza su primer vehículo cien por cien eléctrico: un SUV compacto basado en la plataforma específica GAC. Con un indudable parecido a sus hermanos de gama con motorización híbrida, el UX 300e -sin embargo- ha sido completamente replanteado desde su mecánica hasta su acabado final.

La marca apuesta desde ahora por el concepto “Lexus Electrified” que va a guiar toda su producción en los años venideros. De momento, ya cuenta con diez modelos híbridos más este completamente eléctrico, al que seguirán otros basados en la misma plataforma, que permite instalar una enorme batería bajo el suelo. Producida por una de las factorías del Grupo, con toda la experiencia acumulada en los últimos quince años, cuenta con 54 kW y va refrigerada exclusivamente por aire forzado. Lexus, segura de su calidad, garantiza su eficacia -al menos hasta un 70%- durante diez años o un millón de kilómetros.

Como va sostenida por un subchasis inferior de acero, aporta al UX 300e dos ventajas dinámicas innegables: una superior rigidez de la carrocería y un centro de gravedad bajísimo. El motor eléctrico y sus accesorios electrónicos llenan el vano delantero, pero son también más ligeros que uno térmico. Lexus ha elegido un potente propulsor síncrono de imanes fijos de producción propia, con 150 kW (equivalentes a 204 CV) y 300 Nm de par. Suficiente para mover con mucha alegría los elevados 1.800 Kg del conjunto. A baterías más grandes, mayor peso y consumo más elevado. Aún así, Lexus ha elegido el compromiso de que su SUV sea “más que urbano” dotándolo de una autonomía máxima de 315 Km y de unas prestaciones para hacer mucha carretera en completo silencio.

Precisamente el silencio -como símbolo de lujo en la conducción- ha sido uno de los objetivos de los ingenieros en este modelo. La propulsión eléctrica elimina buena parte del ruido mecánico, pero hace más patente los sonidos de rodadura y aerodinámicos, que han sido reducidos al mínimo por sus técnicos “takumi”. Aún así, se ha dotado al coche de un rumor artificial que permite identificar su proximidad a los peatones y controlar la velocidad al conductor.

Obviamente, los artesanos de Lexus han dejado su huella de excelencia japonesa en el habitáculo (salpicadero, asientos, revestimientos...) y sus técnicos también, con sus pantallas digitales y sistemas de ayuda a la conducción. Al volante -de un tacto fantástico- no difiere mucho del modelo híbrido, salvo en el momento de “arrancar” silenciosamente. Cuenta con una velocidad en cada sentido y un pedal de acelerador asistido electrónicamente para proporcionar un comportamiento suave, sobre todo en marcha lenta para tráfico urbano.

El conductor tiene muy a mano un pomo giratorio para elegir los tres modos de conducción: Eco, Normal o Sport. Y cuenta con levas tras el volante para dar más o menos retención (cuatro niveles) al motor. Sin embargo, no son tan drásticas como en otras marcas, ni recargan tanto. Al parecer son más un elemento psicológico de cara al conductor habitual de un motor térmico, porque cuando se recargan más las baterías es frenando con el pedal.

Lo que si se nota es el “modo”, sobre todo, el Sport. En carretera permite contar con un motor casi deportivo, de aceleración fulgurante, que hace intervenir el control de tracción a poco que nos pasemos con el acelerador. Aunque el peso y confortable suspensión del conjunto no invite a hacer muchos cambios de trayectoria violentos, su bajo centro de gravedad permite una velocidad de paso por curva mucho más elevada que sus hermanos híbridos.

En el Lexus UX 300e todo es -lógicamente- cien por cien eléctrico, desde los asientos calefactables hasta la climatización o las pantallas y displays. Y también consumen energía, especialmente el climatizador, que reduce más de 20 Km la autonomía prevista en el cuadro en cuanto se enciende. Aún así, la marca garantiza 300 Km en ciclo WLTP y se guarda un “as” en la manga: cuando la batería marca 0 voltios, aún queda un 10% de reserva para llegar a un punto de recarga...

Está disponible en cuatro niveles de acabado (Eco, Business, Executive y Luxury), en once colores y cuenta con muchos extras. Y va acompañado de cargador e instalación gratis. La gama de precios va desde 49.900 a 63.500 €, pero con la ayuda del plan Moves II puede reducirse a 43.300. El UX 300e estará disponible en los concesionarios desde el 1 de noviembre y las entregas se harán en el primer trimestre de 2021.