Hyundai Kona eléctrico: movilidad inteligente

Tiene carrocería de estilo SUV, etiqueta 0 y una autonomía de 450 kilómetros

En el Kona, Hyundai une lo mejor de cada solución para la movilidad urbana. Carrocería SUV compacta, que asegura una gran capacidad interior y dimensiones ajustadas para el tráfico urbano. Y un motor totalmente eléctrico que ofrece una autonomía de hasta 449 kilómetros. Es decir, disfruta de las ventajas de la etiqueta 0 y además, no lo tenemos que cargar más que una vez a la semana como mucho y el coste de la carga, en horas valle, supone un gran ahorro. Y todo ello con un equipamiento con tecnología avanzada y todos los sistemas de ayuda a la conducción. El coche del futuro está ya hoy entre nosotros.

Hyundai da un paso más en el campo de los coches eléctricos con el Kona, un SUV urbano eléctrico que se presenta en el mercado con un diseño atractivo y avanzadas soluciones en el campo de la movilidad cero emisiones y de la seguridad. No es extraño en la marca asiática, cuya vocación de vehículos eléctricos y carrocerías SUV no es una moda, sino una vocación y una visión de futuro. No por casualidad ya que hace 17 años se lanzaba el Santa Fe. Desde entonces Hyundai ha vendido en el mundo más de millón y medio de unidades de sus SUV Danta Fe, Grand Santa Fe y Tucson y ahora también del nuevo Kona. Todos ellos presentan el dinamismo y estilo progresivo de la firma, haciéndola una marca consolidada en este segmento y en constante crecimiento. El Kona Eléctrico es la última incorporación a esta exitosa familia y refuerza el liderazgo de la compañía en el segmento de los coches ecológicos. Porque asimismo están otros productos de pila de combustible como son el Nexo y además, el Ioniq es el primer automóvil disponible con tres versiones electrificadas diferentes en una misma carrocería, por lo que es uno de los coches ecológicos más premiados de Europa.

El Kona eléctrico permite a los clientes combinar las dos tendencias que crecen más rápido en el automóvil: electrificación y estilo SUV. Con un estilo y capacidad interior similares a las versiones de motores de combustión, la versión eléctrica, que aporta una enorme cantidad de elementos de diseño personalizable, refleja el estilo de vida individual de los clientes actuales. Éstos, al mismo tiempo, se benefician de una gran experiencia de conducción y del bajo impacto medioambiental de los coches eléctricos. La nueva plataforma, desarrollada para el Kona, permite la integración del paquete de baterías sin comprometer la habitabilidad y la confortabilidad de los pasajeros. Porque el Kona eléctrico adopta la imagen expresiva y poderosa del frontal de la versión con motores de combustión, pero con la diferencia de tener una parrilla cerrada, que aporta una apariencia limpia y con estilo, ya que no necesita entradas de aire para refrigeración del radiador. Otro elemento característico del diseño frontal son las lámparas gemelas, que incrementan el impacto visual, con unas luces diurnas led ubicadas por encima de los faros. Este modelo cuenta con un techo bicolor y la posibilidad de elegir entre distintas combinaciones de colores exteriores, para así responder al estilo personal de cada conductor. Sus dimensiones son 4.18 metros de largo por 1.80 de ancho y 1.57 de alto, Está disponible con un techo en dos tonos, ofreciendo una amplia variedad de elecciones individuales para que cada cliente encuentre su estilo.

Por lo que se refiere a la mecánica, este Kona va equipado con un motor con dos versiones de rendimiento diferentes, ofreciendo a los clientes uno de los coches eléctricos más potentes. La versión con batería de mayor capacidad proporciona una autonomía de conducción de 449 kilómetros y entrega una potencia máxima de 204 caballos, gracias a los cuales alcanza una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 7,6 segundos y una velocidad máxima de 167 por hora. Existe además una versión con una batería con menos capacidad que tiene una autonomía de 289 kilómetros con una sola carga y en este caso su motor desarrolla 136 caballos. Un elemento especial del Kona eléctrico es el cambio electrónico por botón, que permite una gestión intuitiva del motor eléctrico. El sistema de frenada regenerativa ajustable posibilita al conductor adaptar el grado de regeneración del sistema de frenado usando las levas, ubicadas tras el volante. Igualmente, el sistema recupera energía siempre que puede. Manteniendo el pedal izquierdo, el conductor puede incluso detener el vehículo por completo sin usar los frenos. En combinación con un sensor de radar, el sistema de frenado regenerativo inteligente también controlará automáticamente la frenada de acuerdo con el tráfico que se aproxima.

Este es solo uno de los sistemas avanzados que instala el Kona que además ofrece una amplia gama de elementos de conectividad: el equipo de infoentretenimiento con sistema de navegación integrado, gestión multimedia, las aplicaciones Apple CarPlay y Android Auto o el dispositivo de carga inalámbrica para el móvil son algunos ejemplos. Para cumplir con los más altos estándares de seguridad europeos, el nuevo modelo ecológico de Hyundai está equipado con las últimas tecnologías en seguridad activa y asistentes a la conducción, tales como el sistema de asistencia a la frenada de emergencia con detector de peatones; el sistema de detección de ángulos muertos, que incluye el avisador de colisión por tráfico cruzado trasero; el sistema activo de cambio involuntario de carril con asistente de mantenimiento en el carril; el detector de fatiga del conductor y el sistema inteligente de reconocimiento de señales de límite de velocidad. Los conductores también podrán disfrutar del gran cuadro de mandos que proporciona su pantalla de 7 pulgadas (17,8cm), la cual muestra información clave sobre el rendimiento de conducción y, al mismo tiempo, de la pantalla de visualización que proyecta información relevante sobre el parabrisas directamente en la línea de visión del conductor.

El cambio electrónico por botón permite conducir el vehículo de manera sencilla, simplemente presionando los botones para seleccionar los modos de conducción. Igualmente elimina el espacio requerido para las conexiones mecánicas de un cambio normal y la transmisión, lo que proporciona espacio adicional de almacenaje en la parte delantera. Por lo que se refiere a la recarga de baterías, sólo necesita 54 minutos para llegar al 80% de su capacidad cuando se emplea una toma de carga rápida de 100 kW. Con el cargador de a bordo, de 7,2kW, recargar el coche con corriente normal lleva 9 horas y 40 minutos para el paquete de baterías de autonomía larga y 6 horas y 10 minutos para el paquete de baterías de autonomía corta. Los conductores también tienen la opción de cargar su coche con una toma de corriente compatible instalada en su casa. El puerto de carga está localizado en el frontal del vehículo, cerca del logo de Hyundai. Su precio, aplicando las ayudas anunciadas y otras promociones de la marca, se sitúa a partir de los 25.000 euros, según la versión elegida.