La bajada de ventas de coches de segunda mano pone en pérdidas a los concesionarios

El 25% de los compraventas pierden unos 435 euros por operación al alargarse el tiempo de almacenaje

Sara ViñasEFE

La caída del mercado, también en coches de segunda mano, está poniendo en serios apuros a concesionarios y comercios de compraventa. Cuando se alargan los plazos de venta de los usados, el capital inmovilizado penaliza seriamente a la rentabilidad de las operaciones hasta el punto de que se calcula que uno de cada cuatro concesionarios y compraventas pierde 435 euros de media por vehículo por no activar a tiempo políticas de rotación de “stock”.

Como un vehículo de ocasión, VO, es un producto perecedero, deja de ser rentable para el concesionario y compraventa a partir de los 60 días. Pero la realidad del mercado de ocasión en España muestra que de media pasa 30 días extra, es decir, un 50% más de lo debido. Ese tiempo adicional es dinero que se pierde, 15 euros diarios concretamente, dado que cada día que pasa matriculado se deprecia en 5 euros de media, a los que hay que sumar 10 euros de coste fijo que asume el vendedor profesional medio. Si un vendedor profesional medio tiene 30 coches y rota su stock cada 90 días, es decir, cuatro veces al año, pierde al final del ejercicio más de 52.000 euros, según los estudios de Sumauto que, con su sistema Autobiz VO, rastrea diariamente más de un millón de vehículos anunciados.

Esta falta de rotación se produce por un problema de escasa visibilidad sobre su competencia y sobre el mercado en general, así como por el incorrecto posicionamiento en precio, que en muchos casos concesionarios y compraventas no corrigen a tiempo al no tener soluciones automáticas que analicen tanto su oferta como la del resto del mercado. El profesional debe saber qué vehículos tienen rotación y se venden bien antes de hacerse con ellos. Se calcula que los negocios que mantienen muy estático su escaparate acumulan una permanencia media de su stock de cuatro meses modificando precios cada 110 días. En el otro extremo, en el caso de los vendedores con sistemas de control de stocks, el tiempo de permanencia de sus vehículos usados es de poco más de un mes.