Motoristas y automovilistas, contra la eliminación del aumento de velocidad para adelantar

La reforma introducida por la DGT prohíbe rebasar en 20 km/h los límites de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos

Servicio Ilustrado (Automático) AYUNTAMIENTO DE POLANCO

La Mutua Motera, la Plataforma de Motoristas por la Seguridad Vial y Automovilistas Europeos han criticado que se haya suprimido la posibilidad de que turismos y motocicletas puedan rebasar en 20 kilómetros por hora los límites de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos.

"La reforma no es acertada. Esto no tiene ningún sentido porque va a reducir la seguridad vial", ha señalado a Europa Press el presidente de la asociación Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, después de que el Consejo de Ministros haya aprobado las nuevas reformas legales para reducir los accidentes de tráfico.

En este contexto, Reyes ha explicado que cuando uno procede a adelantar "se pueden producir diversas circunstancias", ya que el adelantamiento "es siempre una maniobra peligrosa y la forma de reducir esa peligrosidad puede ir en cualquier sentido".

Así, ha explicado que si se entra en una maniobra de adelantamiento y se encuentra "algo inesperado", las herramientas que debe tener el conductor "deben ser amplias y deben ser tanto frenar como adelantar".

"No puede ser que nos sancionen si en un momento dado tenemos que acelerar para evitar un siniestro. Frenando se puede aumentar la probabilidad del siniestro. Esta reforma no es acertada", ha sentenciado Reyes.

En la misma línea, la portavoz de la Plataforma de Motoristas por la Seguridad Vial, María José Alonso, ha subrayado que la supresión de esta medida "refuerza el mensaje de que la maniobra de adelantamiento conlleva un riesgo de colisión frontal".

"¿Por qué no empiezan a construir vías dos más uno? ¿Esperan que el usuario vaya en caravana detrás de un camión? Es otra tirita, habrá que preguntarse por qué esas colisiones frontales. La causalidad es un sinsentido", ha apuntado Alonso.

En este sentido, el presidente de Automovilistas Europeos, Mario Arnaldo, ha asegurado a Europa Press que eliminar el margen de 20 kilómetros por hora para adelantamientos es una medida que "es peligrosa" porque, a su juicio, en carreteras interurbanas "es necesario muchas veces tener una reserva de potencia y terminar cuanto antes el adelantamiento".

Sobre las nuevas reformas de regulación de Tráfico aprobadas este martes, el presidente de Mutua Motera ha "echado en falta" que a los Vehículos de Movilidad Personal "se les exija un seguro de responsabilidad civil", así como "el conocimiento necesario de la normativa de circulación".

No obstante, ha celebrado que marcará "un antes y un después" la reforma de los cursos de conducción segura. Concretamente, ha destacado el poder incentivar la realización y superación de este tipo de cursos para mejorar la conducción pudiendo adquirir puntos del carnet.

"Estamos convencidos de que en el ámbito de la conducción el 95% de los accidentes se podrían evitar si los conductores tuviéramos el conocimiento y la pericia adecuada", ha afirmado Reyes.

Para la asociación Mutua Motera, es positiva la reforma de las sanciones, sobre todo el tema de las distracciones, ya que "la principal causa de los siniestros de tráfico son las distracciones". "Hay que concienciar cada vez más a la población, hay que estar atentos a la conducción", ha dicho su presidente.

Asimismo, ha manifestado que les parece "razonable" limitar la velocidad en el ámbito urbano, aunque consideran que la normativa de velocidad en España "ya es bastante restrictiva". "Creemos que la reforma no anda desencaminada pero tenemos que verlo con más detalle", ha precisado.

El presidente de Mutua Motera también ha echado en falta una regulación de los intercomunicadores para los motoristas o que no se diferencie entre el motorista que lleve el casco desabrochado "de forma voluntaria", algo que tiene que ser sancionado, o al que se le olvida abrocharlo. "Los coches te avisan cuando te pones el cinturón, pero los cascos todavía no tienen ese tipo de sistemas", ha reivindicado.

Por su parte, la portavoz de la Plataforma de Motoristas por la Seguridad Vial, María José Alonso ha afirmado que la reducción de la velocidad en las vías urbanas es algo que "se viene haciendo" y era necesario. Así, ve "lógico y normal" que las vías de un único carril por sentido de circulación tengan un límite de 30 km/h, "por seguridad" y porque hay que enseñar a la gente a tener "paciencia y educación".

También cree que "tiene su sentido" que en las vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera el límite sea de 20 km/h. No obstante, le preocupa que pueda haber "problemas de seguridad" si se pintan en el suelo las marcas viales.

Respecto a la normativa que afecta a los vehículos de movilidad personal, espera que las normas se unifiquen y se obligue a los consistorios a aplicarlas.

Por otro lado, respecto a los cursos de conducción segura, considera que "está bien seguir aprendiendo" y ha añadido que el "reciclaje es fundamental", pero recuerda que los conductores "tienen que salir sabiendo lo que llevan entre manos".

Asimismo, ha aplaudido que se eleve de 3 a 6 la pérdida de puntos por usar el móvil al volante y ha reclamado que se permita que, en atascos, los motoristas puedan usar el arcén para adelantar a una velocidad baja. Sin embargo, ha echado en falta que se haga mención las apps de geolocalización de controles policiales y legalizar y "homologar de una vez" los intercomunicadores en casos de moto.

Desde Automovilistas Europeos, su presidente se ha mostrado "un poco decepcionado" porque pensaba que iban a aprovechar las reformas para "incorporar más tecnología para luchar contra la inseguridad vial". "Lo que veo es que todas las medidas insisten en medidas sancionadoras", ha lamentado.

En su opinión, el carnet por puntos "nació fracaso y hubo que parchearlo y ahora se quiere vender como una reforma necesaria". Por ello, ha asegurado que habría que buscar en la mejora de la red de carreteras y de los sistemas de seguridad activa y pasiva "la explicación de la reducción de víctimas, y no en el carnet por puntos".

Igualmente, Arnaldo ha mostrado su decepción por el incremento en la pérdida de puntos por el uso del teléfono de 3 a 6 puntos, ya que, a su juicio, "no son las sanciones las que van a evitar las situaciones de riesgos sino la tecnología". "La industria telefónica es la que puede determinar cuándo está en movimiento y que el modo avión sea por defecto", ha pedido.

El presidente de Automovilistas Europeos también ha criticado, en declaraciones a Europa Press, la reducción genérica de la velocidad en vías urbanas, que "no pretende mejorar la seguridad vial" ya que los ayuntamiento "ya tenían la posibilidad de poner una limitación expresa".

"En lugar de que cada ayuntamiento analice calle por calle lo que se hace es un sistema de café para todos, para no analizar cuál es el límite de velocidad que hay en cada calle", ha defendido Arnaldo, quien ha apostado por que "hubiera sido mejor recordar en cada tramo de vía cuál es el límite de velocidad con una señal específica".

En la misma línea, el director de Seguridad Vial del RACE, Antonio Lucas, ha indicado que la limitación de velocidad en vías urbanas "debería aplicarse en zonas de especial incidencia", como hospitales, zonas de escolares o zonas de movilidad reducida.

Sin embargo, Lucas ha aplaudido que se incentive la formación a los usuarios para que, a través de una mejora de los conocimientos, "sean capaces de identificar los riesgos, sobre todo a la hora de llevar vehículos como una moto, que requiere tener una especialización".

Por último, el secretario general de Anesdor, José María Riaño, considera que hay que abordar la siniestralidad de los vulnerables “de forma integral”. “La pacificación del tráfico en las ciudades es muy importante”, ha concluido.