Ganvam pide subir a 135 gramos de CO2 los coches que no pagan el impuesto de matriculación con la WLTP

Asegura que el 48% de los vehículos subirá de precio, unos 800 euros por unidad

Ganvam Repasará En Sicur Especial Covid Las Claves De La Venta Y Reparación De Vehículos Ante La Nueva Ola IFEMA 09/09/2020 IFEMA

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) ha solicitado a todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados que se modifique el impuesto de matriculación para que los modelos que emiten hasta 135 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro estén exentos de pagarlo después de la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP a partir del 1 de enero.

Así, en una propuesta de enmienda al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, a la que ha tenido acceso Europa Press, Ganvam ha explicado que con la entrada en vigor de la normativa de emisiones WLTP, más estricta, los modelos actuales pasarán a homologar entre un 20% y un 30% más de emisiones, lo que hará que muchos de ellos salten de tramo en el impuesto de matriculación.

Según sus cálculos, esto supondrá que más del 48% del mercado total de vehículos español cambie de tramo en el impuesto, incrementando su precio en torno a un 5%, aunque en algunos casos podría subir casi un 10%.

Por ello, de media este aumento supondría unos 800 euros por vehículo, pero podría superar los 1.000 euros según el automóvil adquirido.

"Esta circunstancia, unida a la ya difícil situación económica del sector provocada por la pandemia, produciría un impacto muy negativo en un sector económico estratégico para el país, por lo que resulta indispensable cambiar la normativa impositiva para mitigar el impacto socioeconómico del cambio en el método de homologación de emisiones", subraya la asociación en el documento remitido a los grupos parlamentarios.

Por todo ello, la organización propone que los modelos homologados con emisiones de hasta 135 gramos de CO2 por kilómetro no tengan que pagar el impuesto de matriculación, lo que supone 15 gramos más que en la actualidad, ya que ahora el límite exento es 120 gramos por kilómetro.

Así, los coches que emitan más de 135 gramos de CO2 y menos de 175 gramos tendrían que pagar, según la propuesta de la asociación, un 4,75% por esta tasa, mientras que hasta ahora ese porcentaje lo pagaban los coches de entre 120 y 160 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El siguiente tramo del impuesto de matriculación que demanda Ganvam, gravado con un 9,75%, lo tendrían que pagar los automóviles que emitan entre 175 y 215 gramos de CO2 por kilómetro con la normativa WLTP y no entre 160 y 200 gramos como en la actualidad.

A partir de ahí, los coches que emitan más de 215 gramos de CO2 por kilómetro desembolsarán un 14,75% de su precio en concepto de impuesto de matriculación, no como hasta ahora que este porcentaje lo asumían los vehículos de más de 200 gramos.

“Existe un gran consenso en todo el sector del automóvil sobre la necesidad de evitar un alza generalizada del impuesto de matriculación y todas las asociaciones sectoriales se han pronunciado favorablemente. Una subida de impuestos sería muy perjudicial para el sector porque castigaría al consumidor en un momento en el que la demanda está muy deprimida”, explica Ganvam.

Además, la asociación indica que este alza fiscal afectaría especialmente a los coches que se fabrican en España, ya que un 75% de los mismos incrementaría su precio desde el próximo 1 de enero si no se toma ninguna medida.

"Esta modificación tendría un impacto fiscal nulo, ya que únicamente serviría para corregir una diferencia técnica en el mecanismo de medición y neutralizar sus efectos en la estructura impositiva actual", reivindica Ganvam, que añade que los modelos fabricados y matriculados a partir de enero van a emitir el mismo volumen de emisiones que en diciembre, pero homologarán más por el cambio de normativa.

Ganvam también pone el ejemplo de otros países como Francia y Portugal, que han corregido esta situación, mientras que otros estados como Alemania no cuentan con este impuesto adicional al IVA.

Por otro lado, la asociación de vendedores de vehículos ha pedido que no se suban los impuestos a la compra de autocaravanas, ya que otros países del entorno disponen de unas bases imponibles “muy reducidas”, por lo que un encarecimiento de su precio podría aumentar la importación.