Lady Di: el coche que compró y enfadó a la Reina

En sus primeros años como princesa condujo un Jaguar XJ-S como era tradición. Cuando “rompió” con la casa real adquirió, para llevar la contraria, otro modelo que no gustó en Buckingham Palace

Jaguar XJ-S V12 Diana Gales
Jaguar XJ-S V12 Diana GalesJaguar Daimler Heritage TrustJaguar Daimler Heritage Trust

La cuarta temporada de “The Crown”, la serie de Netflix que cuenta la historia de la Reina de Inglaterra, Isabel II, ha destapado algunos detalles de la tormentosa relación que mantuvieron su hijo, el príncipe Carlos, y Diana de Gales. La serie ha reflejado el gusto de Lady Di por los coches, pero no ha contado algunos detalles que irritaron a la Reina a cuenta de los automóviles. En sus primeros años como Princesa condujo un maravilloso Jaguar XJ-S V12 cabriolet de 1987. Por aquel entonces (y ahora) era tradición que la casa real británica luciera automóviles ingleses, ya sean Rolls Royce, Land Rover o la propia Jaguar. Diana optó por un vehículo deportivo con un potente motor que, en principio, estuvo configurado como biplaza. Sin embargo, la Princesa pidió al fabricante que añadiera dos asientos traseros para poder llevar a sus hijos William y Harri. El imponente Jaguar estaba pintado en un color verde denominado “British Racing Green” para coincidir con el mismo tono que lucía el Aston Martin V8 Volante (aunque realmente no llegaba a ser el mismo tono) que conducía el príncipe Carlos. Debió ser de las pocas cosas en las que coincidieron.

Las relación entre ambos se fue deteriorando años después y Diana decidió deshacerse de su Jaguar, que ahora pertenece a la fundación Jaguar Daimler Heritage Trust. Además, parte del dinero tuvo un destino benéfico. Se trata de una fundación que se encarga de salvaguardar los coches históricos de Reino Unido. Hoy el XJ-S se exhibe en su museo junto al Jaguar Mark VII de 1957 que usó la reina madre para sus desplazamientos.

Mercedes Benz SL 500 Diana Gales FOTO: Mercedes Benz Mercedes Benz

Fue entonces, en 1991, cuando Diana, para llevar la contraria y romper la tradición, se hizo con un modelo que no era inglés, algo que enfadó a la Reina. Se trataba de un Mercedes Benz 500 SL, un precioso descapotable de color granate que hoy está guardado en el Museo de esta marca de automóviles en Sttugart. Está colocado junto al Papamóvil que el fabricante hizo para las visitas de su Santidad. Diana argumentó que sus hijos ya no cabían en los asientos posteriores del Jaguar y sí en los del Mercedes.

Mercedes Benz 500SL Museo Mercedes, Sttugart FOTO: Mercedes Benz Mercedes Benz