Miles de camioneros españoles, atrapados en Gran Bretaña

Exteriores asegura que están al habla con Francia y Reino Unido para que puedan regresar cuanto antes “y en las mejores condiciones posibles”

Steve ParsonsAP

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha afirmado este martes que el Gobierno está dialogando con las autoridades francesas y británicas para que los camioneros españoles que no pueden salir de Reino Unido puedan regresar cuanto antes.

En una rueda de prensa tras recibir a la opositora bielorrusa Svetlana Tijanovskaya, González Laya ha querido enviar “un caluroso y afectuoso saludo” a los transportistas que se han visto atrapados por una combinación de medidas contra la nueva cepa de Covid-19 y medidas ante la previsión de un Brexit sin acuerdo.

“Estamos haciendo todo lo necesario para que el retorno pueda hacerse cuanto antes y en las mejores condiciones posibles”, ha afirmado, teniendo en cuenta que son “momentos complicados”, en víspera de la Navidad, pero no ha dado más detalles de cómo se materializará.

Y es que, entre los varios miles de camiones que están atrapados en Gran Bretaña por la crisis de la nueva cepa del coronavirus hay miles de conductores españoles que no podrán volver a tiempo para pasar la fiesta de la Navidad. El cierre de fronteras entre el Reino Unido y Francia les hará permanecer varios días detenidos mientras resuelven los problemas administrativos.

El inesperado cierre de fronteras y el corte de las comunicaciones para atravesar el Canal de la Mancha ha dejado a miles de camiones de toda Europa atrapados en el Reino Unido. Mientras Francia ha decretado el cierre de la frontera para evitar la transmisión de la nueva variante del coronavirus, las autoridades británicas acondicionan el aeropuerto británico de Kent, junto al puerto de embarque de Dover, para alojar en los próximos días a más de 4000 camiones hasta que se reabra la frontera.

A esta situación sanitaria se une además las dudas de los últimos días de la negociación del Brexit,·circunstancia que provoca que la administración británica sea más lenta de lo habitual. Por ello, cada vez se ve más alejada la posibilidad de que los transportistas puedan regresar a sus países de origen a a tiempo para poder pasar en familia las fiestas navideñas.

En efecto, en los últimos días se ha agudizado aún más el caos que se había venido produciendo en las principales autopistas de acceso para cruzar el Canal de la Mancha, tanto desde el Reino Unido como desde Francia, como consecuencia de la entrada en vigor definitiva del Brexit. Desde hace más de dos semanas se producen esperas de hasta 9 horas antes de poder acceder a las zonas de embarque. A ello se une ahora la decisión del Gobierno francés de cerrar la frontera de paso entre Reino Unido y el país galo durante al menos 48 horas, y que se aplica desde la pasada medianoche, dejando retenidos a miles de transportistas españoles y del resto de Europa en territorio británico.

Esta circunstancia ha coincidido con una mayor presencia de transportistas en suelo británico como consecuencia del importante incremento del acopio de mercancías al Reino Unido que se está produciendo en las últimas semanas, por el riesgo de desabastecimiento a partir del 1 de enero, lo que ha aumentado de forma considerable el tráfico diario de camiones cruzando el Canal. Ello está generando colas kilométricas de camiones en la autopista A-20 que conecta el Sur de Inglaterra con el puerto de Dover ante la imposibilidad de cruzar a Francia, por lo que las autoridades británicas están acondicionando el aeropuerto de Kent, próximo a dicho puerto, para alojar a más de 4.000 camiones, aunque serán absolutamente insuficientes para acoger a los más de 10.000 camiones que podrán estar afectados.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) recomendó este martes que se supriman las prohibiciones de vuelos y trenes al Reino Unido“dada la necesidad de garantizar los viajes esenciales y evitar las interrupciones de la cadena de suministro”.

En relación con la situación en Reino Unido, la ministra del Interior británica, Priti Patel, ha asegurado que unos 650 vehículos están atascados en la carretera M20, que conecta con el puerto de Dover, mientras que más de 870 permanecen en un aparcamiento habilitado para camiones. También ha aumentado el tráfico hacia el puerto de Harwich, en Essex, y hacia Felixstowe, en Suffolk, según ambas autoridades portuarias, citadas por la cadena BBC.

Patel espera que los gobiernos francés y británico puedan “encontrar una solución”, mientras que el secretario de Estado galo para Asuntos Europeos, Clément Beaune, ha afirmado que podrían pactarse nuevas medidas que entrarían en vigor el miércoles.

La ministra del Interior de Reino Unido ha admitido que la realización de pruebas a los conductores forma “parte de las discusiones” en marcha. “Conseguir esos test y llevarlos a cabo puede hacerse de forma relativamente rápida”, ha declarado.

El bloqueo coincide con unas fechas especialmente señaladas, en las que unos 10.000 camiones al día pueden llegar a cruzar en un solo día el paso que conecta Dover y Calais. Al tráfico propio de la Navidad se suma este año el fin del periodo de transición entre Reino Unido y la UE tras el Brexit, que expira el 31 de diciembre.