Mercedes-Benz alerta a sus clientes en España de un posible fallo que puede provocar un incendio

La marca revisará las versiones 2019 y 2020 con cambio automático del Clase A y B

Mercedes-Benz A-Klasse, Edition 1. Exterieur: designo mountaingrau magno 

Mercedes-Benz A-Class, Edition1. Exterior: designo mountain grey magno
Mercedes-Benz A-Klasse, Edition 1. Exterieur: designo mountaingrau magno Mercedes-Benz A-Class, Edition1. Exterior: designo mountain grey magno Daimler AG - Global Communications Mercedes-Benz CarsDaimler AG

La firma automovilística Mercedes-Benz llamará próximamente a sus clientes en España que tengan las versiones 2019 y 2020 del Clase A y B con cambio automático debido a un posible problema de fabricación detectado en la caja de cambios de estos modelos que podría llegar a producir un incendio en el vehículo. Tal como ha informado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el fallo radica en el (exceso) nivel de aceite de dicho componente, que puede dañar al equipo, provocar un incendio en el coche o, si se derramase sobre la calzada, causar algún accidente. Según ha podido saber La Razón, el fallo fue detectado a finales de octubre y poco después se comunicó a la Comisión Europea que gestiona estas alertas. Se han detectado estos fallos en Grecia, Irlanda y Rumanía. Fuentes de la compañía también han confirmado el problema a este medio y desmintió que se tratara de 25.000 unidades.

Este problema afecta a los Mercedes-Benz Clase A y B “model year” 2019 y 2020 tal y como confirmó a La Razón la marca (aunque en la alerta se especifique el modelo GLB). ”Existe un riesgo real de pérdida de aceite en la caja de cambios, lo que podría causar daños en el equipo, provocar un incendio en el coche o un accidente en carretera si finalmente se derramase sobre la calzada, sobre todo para los vehículos que circulen después”, ha subrayado la OCU.

Captura alerta emitida
Captura alerta emitidaComisión EuropeaComisión Europa

Mercedes-Benz se pondrá en contacto con los propietarios para sustituir la pieza afectada, “que deberá hacerse de forma gratuita y lo antes posible”. En cualquier caso, OCU recuerda a los propietarios de este modelo que pueden ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente para conocer si su vehículo esté entre los afectados, especialmente aquellas personas que hayan cambiado su dirección y los que hayan comprado el coche de segunda mano, ya que el fabricante podría no disponer de sus datos de contacto.