11 minutos “a todo gas”

La Guardia Civil detuvo en Gran Canaria a una conductora que huía a toda velocidad para evitar una sanción por circular usando el teléfono móvil

Persecución en Gran Canaria
Persecución en Gran CanariaGuardia CivilGuardia Civil

Los hechos ocurrieron el pasado jueves en el punto kilométrico 18 de la GC-1 que une Las Palmas y Mogan. Los agentes se disponían a denunciar a una conductora que circulaba mientras hacía uso del teléfono móvil.

Al intentar notificar la sanción, la conductora emprendió la huida rodando a toda velocidad. El seguimiento duró 11 minutos hasta que la mujer, de 33 años, paró el vehículo, un Renault Clio, e intentó huir a pie hasta que fue finalmente detenida. Se enfrenta a varios delitos. Dio negativo en el control de drogas y alcohol al que fue sometida.