Los jugadores del Real Madrid estrenan coches: sólo dos eligieron un modelo cien por cien eléctrico

Audi ha entregado a la plantilla sus nuevos vehículos para 2021. Ramos y Zidane optaron por el mismo modelo

Sergio Ramos al lado de su nuevo Audi RS6 Avant.
AUDI
18/02/2021
Sergio Ramos al lado de su nuevo Audi RS6 Avant. AUDI 18/02/2021AUDI AUDI

Como cada año desde 2003, Audi, como patrocinador oficial del equipo, cede a los jugadores de la primera plantilla los modelos más actuales de la gama. Unos coches que eligen ellos mismos para su día a día, aunque en ocasiones se les vea con vehículos de la competencia o superdeportivos. Los coches más solicitados en 2021 han sido varias versiones RS ultradeportivas, el A7 Sportback, el e-tron Sportback o los todocamino Q5, Q7 y Q8.

Tal como ha explicado Audi, por primera vez todos los coches Audi que conducirán los miembros del vestuario contarán con algún tipo de electrificación, además de tracción a las cuatro ruedas. ”El hecho de que todos los vehículos que van a conducir esta temporada los jugadores del Real Madrid cuenten con tecnologías de alta eficiencia enfocadas a la reducción de emisiones refuerza nuestro compromiso a la hora de ofrecer soluciones que nos permitan ser referentes en electromovilidad premium, demostrando que es posible mejorar la sostenibilidad sin renunciar al ADN Audi”, ha subrayado el director general de Auto España, José Miguel Aparicio.

Estos son los modelos que han elegido:

A7 Sportback: Álvaro Odriozola, Lucas Vázquez, Marcelo y Marco Asensio

Audi e-tron Sportback cien por cien eléctrico: Raphael Varane y Vinicius Junior

Varane con su nuevo Audi E Tron
Varane con su nuevo Audi E Tronmikel prietoAudi

Audi Q5: Karim Benzema

Audi Q7: Mariano, Andrij Lunin, Rodrygo, Thibaut Courtois, Dani Carvajal, Nacho Fernández e Isco Alarcón

Audi Q8: Luka Modric, Eder Militao, Ferland Mendy, Toni Kroos y Eden Hazard

Audi Q8 PHEV
Audi Q8 PHEVAudi Q8 PHEVAudi Q8 PHEV

Audi RS7 Sportback: Carlos Casemiro

Audi RS Q8: Fede Valverde

Audi RS 6 Avant: Sergio Ramos y Zinedine Zidane