¿Son seguros los coches eléctricos? Estos son los que obtienen el mejor resultado

El pasado año un vehículo cien por cien eléctrico, el VW ID3, se convirtió en el más seguro según los exigentes criterios de EuroNCAP

EuroNCAP VW ID3
EuroNCAP VW ID3VW VW

Cuando allá por 1752 Benjamin Franklin empezó a diseñar un camino hacia un mundo eléctrico, no imaginó que un día la energía que movió una llave atada a una cometa haría lo mismo con un coche. Hoy los vehículos ya se cargan desde un enchufe instalado en casa, son más eficientes y sostenibles, el coste por kilómetro es menor y tienen las mismas prestaciones, incluso mejores en aspectos como la aceleración. Pero ¿son igual de seguros que los actuales modelos con motores de gasolina? La respuesta es sí. Incluso empiezan a colarse entre los mejores. Las ventas de coches cien por cien eléctricos crecen en España a un ritmo rápido, pero no como el deseado. Es cierto que todavía se mueve en cifras minoritarias, pero los incrementos se duplican mes a mes. Cada vez es más frecuente verlos por las calles, ya sean circulando o enchufados en plazas destinadas exclusivamente a esta clase de vehículos. Son coches que tienen arquitecturas diferentes a los convencionales porque el reparto de pesos y la colocación de algunas partes mecánicas difieren de los que tienen motor de combustión.

Pruebas de choque

Las pruebas realizadas por EuroNcap han sorprendido por los buenos resultados cosechados por los modelos cien por cien eléctricos en sus diferentes categorías ya que casi todos lograron las cinco estrellas. Entre los primeros que vieron la luz en el mercado, coches como el Audi etron consiguieron un 91% en protección a adultos y un gran 85% en seguridad para pasajeros infantiles. El Jaguar i-Pace también fue otro de los grandes triunfadores en esta prueba tras alcanzar un 91% en adultos y un magnífico 81% en ayudas a la conducción como sistemas de frenada y demás. Pero el pasado año un vehículo cien por cien eléctrico se impuso a todos los demás. El encargado de evaluar en Europa el grado de seguridad de los automóviles dictó sentencia y sus exigentes pruebas certificaron que el nuevo Volkswagen ID3 fue el más seguro del mercado en 2020. No sólo en cuanto a seguridad pasiva (la capacidad del coche para soportar un accidente) sino también en seguridad activa (la capacidad para evitar un choque, un atropello o una salida de carretera).

El Volkswagen obtuvo las cinco estrellas y una puntuación mayor que sus rivales. El segundo puesto lo ocupó el Honda Jazz seguido del nuevo Seat León, que también logró las cinco estrellas. El ID3, cien por cien eléctrico, incorpora sistemas como el control de crucero que frena el coche cuando detecta en nuestra trayectoria a otro vehículo a menor velocidad; «travel assist» que permite la conducción asistida a velocidades de hasta 160 km/h; el asistente en atasco que acelera y frena; el sensor de ángulo muerto con alerta de tráfico posterior, etc.

Además, por primera vez en Volkswagen, el ID.3 equipa un airbag central para los asientos delanteros. Este evita un posible choque entre las cabezas del conductor y del acompañante. «Este es un gran éxito para todo el equipo ID», dijo el Dr. Frank Welsch, responsable de desarrollo del comité ejecutivo de la marca Volkswagen. «Para nosotros siempre es importante ofrecer un alto nivel de seguridad en nuestros vehículos, un elemento que se ha incorporado al desarrollo de la MEB desde el principio. El ID.3 lo demuestra de una forma impresionante con sus 5 estrellas». La evaluación de la protección de ocupantes adultos se basa en distintos factores que incluyen impactos frontales, impactos laterales y pruebas de latigazo cervical. Basándose en estas pruebas y en una evaluación de las medidas adoptadas respecto al rescate y a la extracción rápida y segura del vehículo, se estableció un nivel de protección del 87% para conductores y ocupantes del ID.3. En el caso de los niños, el nivel de protección alcanzó el 89%.

En un coche eléctrico todo empieza con la corriente. Enchufes de corriente alterna, de corriente continua, combinados… Los vehículos eléctricos pueden cargarse tanto en una red eléctrica doméstica como las de casa como en una estación de carga rápida. La diferencia es que, en la primera, la corriente es alterna y, en la segunda, es continua. Por eso, se necesitan conectores diferentes.

«El Seat Mii electric cuenta con un sistema combinado que permite los dos tipos de carga. El tiempo necesario en casa dependerá de la potencia que tengamos contratada o de si usamos los conocidos Wallbox. Si lo hacemos en los llamados cargadores rápidos, se puede reducir más de 5 veces el tiempo de carga», afirma Francesc Sabaté, responsable de desarrollo de sistemas energéticos de SEAT. Si el coche se carga desde una red doméstica, esta corriente primero debe hacer una parada en el cargador ubicado debajo del motor. Al ser un sistema de alto voltaje, todo el circuito cuenta con altas medidas de seguridad. «Las baterías están continuamente comprobando los parámetros de todo el sistema. Si en una comprobación una medición no cumpliera los niveles establecidos, el sistema se desconectaría», aseguró.