Un Jaguar para viajar por cualquier sitio

El F-Pace es un todocamino de imagen impresionante que utiliza una mecánica híbrida enchufable que le permite lucir la etiqueta Cero

Jaguar F Pace
Jaguar F PaceJaguarJaguar

Los SUV cada día están más de moda y ya representan cerca de la mitad de las ventas. Pero es evidente que también en este tipo de automóviles las categorías están bien marcadas y el F-Pace de Jaguar es de un nivel superior tanto por su aspecto externo como por su capacidad interior y su mecánica. La versión híbrida enchufable, la mejor para estos tiempos, cuesta setenta mil euros y lleva la etiqueta Cero. Es decir, un automóvil que sirve igual para entrar en el centro de la ciudad como para hacer un largo viaje o adentrarse por caminos fuera del asfalto.

Jaguar F Pace PHEV
Jaguar F Pace PHEVJaguarJaguar

En su estética el coche no ha cambiado gran cosa desde su presentación hace ahora un lustro. Presenta en su versión actual una parrilla más grande, faros y paragolpes rediseñados y un capot algo distinto. Con todo ello, mantiene una imagen impresionante de robustez y presencia, ya que combina todo el poder de un todo terreno con la elegancia que siempre han tenido los Jaguar y que destaca en su escudo en la parte central de la gran entrada de aire frontal.

El interior reúne todo el lujo de las grandes berlinas de esta marca que siempre ha sido un referente de elegancia. Cuero y plásticos con una terminación exquisita se alternan, en una combinación de colores que, en el caso de la unidad que probamos, era en blanco y negro. Llama la atención la nueva consola central, en el centro de la cual hay una pantalla curva de 11,4 pulgadas desde la que se controla el sistema multimedia. Todo está a la vista de conductor y muy a mano, en la parte central de la consola entre los asientos, encontramos el botón de arranque y el pomo de la palanca de cambios. Además del selector de los modos de conducción para cuando entramos en pistas de tierra, nieve u otro terreno deslizante.

La novedad de la gama, por lo que respecta a la mecánica, es la versión híbrida enchufable, también denominada por sus siglas PHEV, equipada con un motor de gasolina de 2,0 litros de cilindrada y uno eléctrico de 143 CV que, cuando actúan conjuntamente, llegan a una potencia de 404 caballos. Todo ello complementado por una caja de cambio automática de ocho velocidades con convertidos de par y tracción a las cuatro ruedas. En modo únicamente eléctrico cuenta con una autonomía de 46 kilómetros y pasa de cero a cien en 5,3 segundos. En cuanto a la recarga, la fábrica dice que sólo tarda 1h.30m. en recuperar el 80% de su batería en un cargador wallbox y solo media hora en un cargador rápido.